Museo Guggenheim Bilbao: conoce la historia y la colección de este hito de la arquitectura

Museo Guggenheim Bilbao

Foto: Fotos de stock de Iakov Filimonov/Shutterstock

Situado a la orilla de la ría del Nervión, el Museo Guggenheim Bilbao es una verdadera obra maestra de la arquitectura contemporánea. Con 24,000 metros cuadrados de superficie y de diseño deconstructivista, el museo jugó un papel fundamental en la revitalización urbanística de la ciudad, y hoy es una popular atracción turística.

El Guggenheim Bilbao es famoso por su arquitectura escultórica; sin embargo, el museo también posee una increíble colección de arte contemporáneo tanto en su interior como en el exterior, convirtiéndolo en un destino imperdible para los amantes del arte.

 

Historia

Exterior del Museo Guggenheim Bilbao

Foto: Museo Guggenheim Bilbao

En 1991, el gobierno del País Vasco contactó a la Fundación Solomon R. Guggenheim con la idea de construir un nuevo museo Guggenheim en la capital de la región, Bilbao. El área portuaria de la ciudad—que alguna vez fue la principal fuente de ingresos de Bilbao—se encontraba en decadencia, por lo que el gobierno vasco buscaba darle un nuevo impulso turístico y económico a la zona. La ciudad financiaría todos los costos de construcción, mientras que la fundación estaría a cargo del manejo del museo.

La construcción del nuevo museo inició en 1993 bajo el mando de Frank Gehry. El aclamado arquitecto canadiense apostó por un diseño sinuoso, con líneas curvas que parecen imitar la forma de una flor. La construcción de un edificio con tales características resultó ser increíblemente compleja, por lo que el arquitecto tuvo que emplear un software utilizado en la industria aeroespacial para llevar su concepto del papel a la realidad.

Inicialmente, Gehry jugó con la idea de cubrir el exterior del edificio con acero inoxidable, pero descartó el material al no obtener los resultados que quería. “Le hicimos de todo: lo golpeamos, lo repujamos, lo tratamos al ácido… Probamos todos los recursos del manual para que el material fuera más expresivo”, explicó el arquitecto. Afortunadamente, Gehry encontró una pieza de titanio en su estudio, y al ver cómo se comportaba con la luz decidió utilizarlo para el proyecto.

El Museo Guggenheim Bilbao abrió sus puertas al público el 18 de octubre de 1997, y fue un éxito inmediato. El nuevo flujo de turistas que atrajo el complejo llevó a la revitalización de otros espacios públicos y privados, dando un giro completo a la imagen de la ciudad. De hecho, el impacto del museo en la economía y la sociedad vasca fue tan importante que pasaría a ser conocido como el “efecto Bilbao”.

 

La colección

El Museo Guggenheim Bilbao está lleno de tesoros del arte moderno y contemporáneo. Además de las muchas exposiciones temporales que son montadas cada año, el museo cuenta con una extraordinaria colección permanente que se puede explorar tanto dentro como fuera del edificio.

 

Al interior

El hombre de Nápoles de Jean Michel Basquiat

Jean Michel Basquiat, “El hombre de Nápoles”, 1982. (Foto: Museo Guggenheim Bilbao)

La primera planta del edificio está ocupada por dos instalaciones permanentes. La materia del tiempo de Richard Serra ocupa la mayor parte del espacio expositivo: esta instalación se compone de ocho espirales y elipses de acero patinable que el público puede recorrer a su gusto, creando una sensación de estar en un espacio en movimiento. Por otro lado, encontramos la instalación in situ de la artista estadounidense Jenny Holzer. Conocida por su trabajo con aforismos, Holzer utiliza dispositivos electrónicos de señalización para crear una instalación luminosa con frases en inglés, español y euskera.

Además de estas instalaciones, el museo cuenta con obras de arte de prestigiosos artistas vascos e internacionales. Algunos de los artistas que integran en la colección del Guggenheim Bilbao son Andy Warhol, Mark Rothko, Yves Klein, Willem de Kooning y Jean Michel Basquiat.

 

Al exterior

Mamá de Louise Bourgeois en el Museo Guggenheim Bilbao

Louise Bourgeois, “Mamá”, 1999. (Foto: Fotos de stock de David Herraez Calzada/Shutterstock)

Las obras de arte no se limitan al interior del museo. En todo el perímetro del Guggenheim Bilbao podemos encontrar numerosas esculturas de artistas de fama mundial, como Anish Kapoor e Yves Klein. Una de las piezas más famosas es Mamá (1999) de la artista francesa Louise Bourgeois. Esta gigantesca araña metálica de nueve metros de altura forma parte de una colección en honor a la madre de la artista, quien era tejedora. Las arañas utilizan la seda tanto para fabricar sus capullos como para cazar, por lo que reflejan a la perfección la fortaleza y la vulnerabilidad que viene con la maternidad.

A la entrada del museo también encontramos una de las dos esculturas de Jeff Koons: Puppy (1992), que hace guardia frente al edificio. Esta majestuosa escultura de un west highland terrier se encuentra cubierta de plantas y flores, haciendo un homenaje al sentimentalismo mientras que busca infundir “confianza y seguridad”, según el propio Koons. Puppy se ha convertido en una de las piezas más famosas y simbólicas del museo, añadiendo a la maravilla visual del edificio que se alza detrás.

Escultura de Jeff Kooks frente al Guggenheim de Bilbao

Jeff Koons, “Puppy”, 1992. (Foto: Fotos de stock de Santi Rodriguez/Shutterstock)

A más de 20 años de su inauguración, la belleza del Museo Guggenheim Bilbao sigue capturando la imaginación del público. En 2019, el museo recibió 1,170,669 de visitantes, convirtiéndose en uno de los recintos culturales más visitados de toda España—y con justa razón.

 

Artículos relacionados:

Museo Guggenheim: Cómo Frank Lloyd Wright dio vida a su obra maestra en Nueva York

6 De los mejores museos de arte moderno del mundo

Museo del Prado: Descubre su historia y conoce las piezas que no puedes perderte

6 Museos con jardines escultóricos de clase mundial

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO