El Palacio de Cristal de Madrid: de invernadero exótico a galería de arte público

Palacio de Cristal del Parque del Retiro, Madrid

Foto: Fotos de stock de Anibal Trejo/Shutterstock

Ubicado en el centro del parque de El Retiro, el Palacio de Cristal de Madrid es una de las estructuras más famosas de la capital española. Creado en el siglo XIX para albergar plantas provenientes de Filipinas, este edificio se caracteriza por estar completamente recubierto de vidrio, otorgándole una increíble luminosidad y delicadeza por dentro.

A continuación te presentamos la historia y las características principales del Palacio de Cristal, explorando sus orígenes como invernadero y su rol actual como una de las sedes expositivas más especiales de Madrid.

 

Historia

Crystal Palace de Londres en 1851

El ‘Crystal Palace' de Londres durante la Exposición Universal de 1851. (Foto: Wikimedia Commons dominio público)

El origen del Palacio de Cristal de Madrid se remonta a mediados del siglo XIX, justo después del final de la Primera Revolución Industrial. Europa se encontraba en un momento transformativo: con el Reino Unido a la cabeza, el continente fue testigo de avances tecnológicos, económicos y sociales sin precedentes.

Así, en 1851 se organizó la primera Exposición Universal en Londres, con el propósito de mostrar las grandes innovaciones tecnológicas de la época. La sede de este evento internacional era una maravilla en sí misma: se trataba del Palacio de Cristal (o Crystal Palace), una enorme estructura hecha de hierro fundido y vidrio, dos materiales que apenas empezaban a ser usados en el ámbito de la arquitectura. El edificio fue diseñado por el arquitecto Joseph Paxton, y tenía la intención de maravillar y demostrar la proeza de los británicos ante todos los visitantes de la exposición.

Inspirándose en esta hazaña arquitectónica, en 1887 se decidió construir un edificio similar en Madrid para albergar la Exposición de las Islas Filipinas. Esta estructura, ubicada en el parque de El Retiro junto a un lago artificial, estaba pensada para albergar plantas exóticas provenientes de Filipinas, que en ese entonces era una colonia española. El Palacio de Cristal de Madrid se construyó en cinco meses bajo la guía del arquitecto Ricardo Velásquez Bosco, y al finalizar la exposición pasó a ser utilizado como sede de la Exposición Nacional de Bellas Artes, celebrada cada dos años.

 

Arquitectura

Palacio de Cristal de Madrid por dentro

Foto: Fotos de stock de Anibal Trejo/Shutterstock

El Palacio de Cristal es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura de hierro de Madrid. Al igual que el edificio que la inspiró, esta estructura de hierro está cubierta con planchas de vidrio que dan una gran luminosidad al espacio. La planta del Palacio de Cristal tiene forma de cruz griega, con tres naves laterales y una central. En el centro de la estructura se alza una enorme una cúpula transparente que alcanza los 22 metros de altura.

Además del hierro y el cristal, el palacio se encuentra lleno de elementos decorativos. Con numerosas columnas jónicas que sostienen el interior de la estructura y el pórtico de la entrada, el perímetro del palacio también está decorado con remates y azulejos coloridos, obra del ceramista Daniel Zuloaga.

 

El Palacio de Cristal hoy

Interior del Palacio de Cristal de Madrid

Foto: Fotos de stock de vidalgo/Shutterstock

Aunque el Palacio de Cristal fue utilizado para otras exhibiciones, en 1990 se decidió que el espacio albergaría proyectos e instalaciones de arte contemporáneo. Hoy en día es gestionado por el Ayuntamiento de Madrid y el Museo Reina Sofía, quienes han sabido aprovechar la belleza del espacio para crear fascinantes exposiciones públicas que a menudo invitan a la reflexión. Un ejemplo famoso es Palimpsestode la artista colombiana Doris Salcedo: en esta instalación, gotas de agua brotan del suelo de piedra para formar los nombres de migrantes que murieron intentando cruzar el Mediterráneo.

En sus orígenes, el Palacio de Cristal estaba pensado como un espacio de fantasía, diseñado para despertar la imaginación de quienes lo visitaban. Con su impresionante arquitectura y su compromiso por acercar el arte al público, podemos decir que este recinto cumple con su cometido hasta el día de hoy.

 

Artículos relacionados:

Museo del Prado: Descubre su historia y conoce las piezas que no puedes perderte

La cautivadora historia del Real Alcázar de Sevilla y el arte que ha inspirado

Kiosco Morisco: una joya arquitectónica de la Ciudad de México

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO