Un biólogo y fotógrafo subacuático gana en los Wildlife Photographer of the Year Awards

Meros camuflados saliendo de una nube de huevos y esperma

“Creation” por Laurent Ballesta, Francia. Ganador, Wildlife Photographer of the Year. Ganador, Bajo el agua.
Laurent Ballesta se asoma a las profundidades mientras un trío de meros camuflados sale de su nube lechosa de huevos y esperma.
A lo largo de cinco años, Laurent y su equipo volvieron varias veces a esta laguna, buceando día y noche para ver el desove anual de los meros camuflados. Al anochecer se les unían los tiburones de arrecife que cazaban a los peces.
El desove se produce alrededor de la luna llena de julio, cuando hasta 20,000 peces se reúnen en Fakarava, en un estrecho canal del sur que une la laguna con el océano. La sobrepesca amenaza a esta especie, pero aquí los peces están protegidos dentro de una reserva de biosfera.

El biólogo y fotógrafo submarino francés Laurent Ballesta ha recibido el título de Wildlife Photographer of the Year (“fotógrafo de vida silvestre del año”) en el concurso anual del Museo de Historia Natural de Londres. Su foto de meros camuflados emergiendo de una nube turbia de sus huevos y esperma venció a más de 50,000 imágenes para llevarse el primer premio. La fotografía, tomada en la Polinesia Francesa, es el fruto de cinco años de observación de estos peces y de sus hábitos reproductivos.

“La imagen funciona a muchos niveles. Es sorprendente, enérgica e intrigante y tiene una belleza de otro mundo”, dijo la presidenta del jurado, la escritora y editora Rosamund Kidman Cox. “También capta un momento mágico–una creación de vida verdaderamente explosiva–dejando la cola del éxodo de huevos colgando por un momento como un signo de interrogación simbólico”.

Otros ganadores destacados son el mágico retrato del fotógrafo kuwaití Majed Ali de un gorila de montaña bajo la lluvia. Para conseguir la foto, Ali caminó cuatro horas para encontrarse con Kibande, el gorila de casi 40 años. El fotoperiodista sudafricano Brent Stirton, conocido por su trabajo en reportajes sobre la vida salvaje, se llevó el premio al mejor reportaje fotográfico. Su portafolio de imágenes cuenta la historia del Centro de Rehabilitación de Primates de Lwiro, en la República Democrática del Congo. Aquí, el personal trabaja para rehabilitar y cuidar a los chimpancés que han quedado huérfanos a causa del comercio de carne de caza.

Los ganadores de todas las categorías celebran la belleza de la vida silvestre de nuestro mundo, pero también demuestran lo mucho que hay que hacer para protegerla. Ya sea el cortejo de dos cuervos o dos osos polares chapoteando en el Ártico, estas fotografías nos recuerdan lo que podemos perder si no protegemos el medio ambiente.

Todos los ganadores, así como las imágenes finalistas, se exhibirán en espectaculares cajas de luz en la exposición Wildlife Photographer of the Year en el Museo de Historia Natural, que se inaugurará el 15 de octubre de 2021. Después, la muestra viajará por todo el Reino Unido y a lugares de Australia, Bélgica, Canadá, Dinamarca, Alemania y Estados Unidos, entre otros.

Y por si fuera poco, el concurso del próximo año está a punto de empezar. Las inscripciones para la 58ª edición de los premios Wildlife Photographer of the Year abren el 18 de octubre de 2021.

Echa un vistazo a más fotografías ganadoras de los Wildlife Photographer of the Year Awards 2021.

Retrato de un gorila de montaña con los ojos cerrados

“Reflection” por Majed Ali, Kuwait. Ganador, Retratos animales.
Majed Ali captura el momento en el que un gorila de montaña cierra los ojos en la lluvia. 
Majed caminó durante cuatro horas para conocer a Kibande, un gorila de montaña de casi 40 años. ‘Cuanto más subíamos, más calor y humedad había', recuerda Majed. Cuando empezó a llover, Kibande permaneció al descubierto y pareció disfrutar del baño.
Los gorilas de montaña son una subespecie del gorila oriental, y se encuentran a más de 1,400 metros de altura en dos poblaciones aisladas: en los volcanes Virunga y en Bwindi. Estos gorilas están en peligro de extinción debido a la pérdida de su hábitat, las enfermedades, la caza furtiva y la alteración de su hábitat causada por la actividad humana.

Dos renos luchando con sus cuernos

“Head to head” por Stefano Unterthiner, Italia. Ganador, Comportamiento: mamíferos
Stefano Unterthiner observa cómo dos renos de Svalbard luchan por el control de un harén.
Stefano siguió a estos renos durante la época de apareamiento. Observando la lucha, se sintió inmerso en “el olor, el ruido, la fatiga y el dolor”. Los renos chocaron las astas hasta que el macho dominante (a la izquierda) ahuyentó a su rival, asegurando la oportunidad de reproducirse.
Los renos están esparcidos por todo el Ártico, pero esta subespecie solo se da en Svalbard. Las poblaciones se ven afectadas por el cambio climático, ya que el aumento de las precipitaciones puede congelar el suelo, impidiendo el acceso a las plantas que, de otro modo, estarían bajo la nieve blanda.

Mujer sentada con un chimpancé bebé

“The healing touch, from Community care” por Brent Stirton, Sudáfrica. Ganador, Premio a la historia fotoperiodística.
Brent Stirton nos presenta un centro de rehabilitación que cuida de chimpancés que han quedado huérfanos a causa del comercio de carne de animales silvestres.
La directora del centro se sienta con un chimpancé recién rescatado mientras lo presenta lentamente a los demás. Los chimpancés jóvenes reciben atención personalizada para aliviar sus traumas psicológicos y físicos. Estos chimpancés tienen suerte. Menos de uno de cada diez son rescatados después de haber visto cómo mataban a los adultos de su grupo para obtener carne. La mayoría han pasado hambre y sufrimiento.

Un elefante bajo el agua en un zoo

“Elephant in the room” por Adam Oswell, Australia. Ganador, Fotoperiodismo.
Adam Oswell pone los reflectores sobre los visitantes del zoológico que ven a un elefante joven actuar bajo el agua.
Aunque esta actuación fue promocionada como educativa y como ejercicio para los elefantes, Adam se sintió perturbado por esta escena. Las organizaciones preocupadas por el bienestar de los elefantes en cautiverio ven actuaciones como estas como explotadoras porque fomentan el comportamiento antinatural.
El turismo de elefantes ha aumentado en Asia. En Tailandia hay ahora más elefantes en cautiverio que en libertad. La pandemia de Covid-19 provocó el colapso del turismo internacional, lo que provocó que los santuarios de elefantes se abrumaran con animales que ya no pueden ser atendidos por sus dueños.
Nikon D810 + 24–70mm lens 1/640 seg a f2.8 ISO 1250

Araña de tienda tejiendo una telaraña

“Dome home” por Vidyun R Hebbar, India. Ganador, Young Wildlife Photographer of the Year. Ganador, 10 años y menos.
Vidyun R Hebbar observa una araña de tienda mientras pasa un tuk-tuk.
Explorando su parque temático local, Vidyun encontró una telaraña ocupada en un hueco de una pared. Un tuk-tuk que pasaba por allí proporcionaba un telón de fondo con los colores del arco iris para resaltar la creación de seda de la araña. Tejen cúpulas de malla cuadrada no pegajosas, rodeadas de redes de hilos enmarañados que dificultan la huida de sus presas. En lugar de tejer nuevas telarañas cada día, las arañas reparan las que ya tienen.

Foto aérea de dos osos polares en el agua

“Cool time, from Land time for sea bears” por Martin Gregus, Canadá / Eslovaquia. Ganador, Premio al portafolio de estrella en ascenso.
Martin Gregus muestra a los osos polares bajo una luz diferente cuando llegan a la costa en verano.
En un caluroso día de verano, dos hembras de oso polar se lanzaron a las aguas intermareales poco profundas para refrescarse y jugar. Martin utilizó un dron para capturar este momento. Para él, la forma de corazón simboliza el aparente afecto fraternal entre ellass y “el amor que como personas debemos al mundo natural”.

Araña del banano oculta bajo una cama

“The spider room” por Gil Wizen, Israel/Canadá. Ganador, Vida silvestre urbana.
Gil Wizen encuentra una venenosa araña del banano escondida bajo su cama.
Después de notar que había arañas diminutas por toda su habitación, Gil miró debajo de su cama. Allí, protegiendo a su crías, estaba una de las arañas más venenosas del mundo. Antes de trasladarla con seguridad al exterior, fotografió a la araña del banano (que tenía el tamaño de una mano humana) utilizando una perspectiva forzada para hacerla parecer aún más grande.
La araña del banano recorre el suelo del bosque por la noche en busca de presas como ranas y cucarachas. Su veneno tóxico puede ser mortal para los mamíferos, incluidos los humanos, pero también tiene usos medicinales.

Cortejo de dos cuervos

“The intimate touch” por Shane Kalyn, Canadá. Ganador, Comportamiento: aves.
Shane Kalyn mira el cortejo entre dos cuervos.
Era pleno invierno, el comienzo de la temporada de cría de los cuervos. Shane se tumbó en el suelo helado y aprovechó la luz tenue para captar los detalles del plumaje iridiscente de los cuervos contra la nieve, para revelar este momento íntimo en el que sus gruesos picos negros se juntan. 
Los cuervos probablemente se emparejen de por vida. Esta pareja intercambió regalos–musgo, ramitas y guijarros–y se acicalaba y serenaba mutuamente con suaves trinos para fortalecer su relación o “vínculo de pareja”.

Una curruca entre girasoles

“Sunflower songbird” por Andrés Luis Dominguez Blanco, España. Ganador, 11-14 años.
Andrés Luis Dominguez Blanco disfruta del esplendor de los girasoles y de una melodiosa curruca que canta a todo pulmón.
Mientras la luz se desvanecía al final de una cálida tarde de mayo, la atención de Andrés se centró en una curruca que revolotea de flor en flor. Desde su escondite en el coche de su padre, Andrés fotografió al cantor, “el rey de su territorio”.
Las currucas melódicas son una de las más de 400 especies de aves cantoras conocidas como currucas del Viejo Mundo, cada una de las cuales tiene un canto característico. El canto de una curruca melódica es un balbuceo agradable y sin los sonidos imitados que a veces emiten otras currucas.

Una protectora marina entre algas

“Rich reflections” por Justin Gilligan, Australia. Ganador, Plantas y hongos.
Justin Gilligan crea el reflejo de una protectora marina entre las algas.
En el arrecife tropical más meridional del mundo, Justin quería mostrar cómo la cuidadosa gestión humana ayuda a preservar esta vibrante jungla de algas. Con solo una ventana de 40 minutos en la que las condiciones de la marea eran las adecuadas, Justin necesitó tres días de prueba y error antes de conseguir su imagen.
Los impactos del cambio climático, como el aumento de la temperatura del agua, están afectando a los arrecifes a un ritmo cada vez mayor. Los bosques de algas mantienen cientos de especies, capturan carbono, producen oxígeno y ayudan a proteger las costas.

Un pez pipa fantasma escondido entre los brazos de un lirio de mar

“Bedazzled” por Alex Mustard, Reino Unido. Ganador, Arte natural.
Alex Mustard encuentra un pez pipa fantasma escondido entre los brazos de un lirio de mar.
Alex siempre había querido capturar esta imagen de un pez pipa fantasma juvenil, pero normalmente solo encontraba adultos más oscuros entre lirios de mar a juego. Su imagen transmite la confusión a la que probablemente se enfrentaría un depredador al encontrarse con este caleidoscopio de colores y patrones.
Los fuertes colores del joven significan que se ha posado en el arrecife de coral en las últimas 24 horas. En uno o dos días, su patrón de color cambiará, permitiéndole mezclarse con el lirio de mar.

Una araña de pesca tejiendo un saco de huevos

“Spinning the cradle” por Gil Wizen, Israel/Canadá. Ganador, Comportamiento: invertebrados.
Gil Wizen encuentra una araña de pesca que estira la seda de sus hileras para tejer su saco de huevos.
Gil descubrió esta araña bajo la corteza suelta de un árbol. Cualquier perturbación podría haber hecho que la araña abandonara su proyecto, así que tuvo mucho cuidado. ‘La acción de las hileras me recordó el movimiento de los dedos humanos al tejer', dice Gil.
Estas arañas son comunes en los humedales y bosques templados del este de Norteamérica. Se han registrado más de 750 huevos en un solo saco. Las arañas de pesca llevan consigo los sacos de huevos hasta que estos eclosionan y las arañitas se dispersan.

Dos cíclidos machos peleando por una hembra

“Face-off, from Cichlids of Planet Tanganyika” por Angel Fitor, España. Ganador, Premio al portafolio
Ángel Fitor ofrece una mirada íntima a la vida de los peces cíclidos del lago Tanganica.
Dos peces cíclidos macho luchan a mandíbula batiente por una concha de caracol. Dentro de la concha semienterrada hay una hembra lista para poner huevos. Durante tres semanas, Ángel vigiló el lecho del lago en busca de estas disputas. Los mordiscos y empujones duran hasta que el pez más débil cede. Esta lucha terminó en segundos, pero duró lo suficiente como para que Ángel consiguiera su foto ganadora.

Una carretera cortando un humedal

“Road to ruin” by Javier Lafuente, España. Ganador, Humedales: panorama general.
Javier Lafuente muestra la línea cruda y recta de una carretera que atraviesa las curvas del paisaje de los humedales.
Maniobrando su dron e inclinando la cámara, Javier se enfrentó a los retos de la luz solar reflejada por el agua y a las condiciones de luz siempre cambiantes. Capturó las piscinas con colores planos, que varían según la vegetación y el contenido mineral.
Esta carretera, que divide el humedal en dos, se construyó en la década de 1980 para dar acceso a una playa. El humedal mareal alberga más de cien especies de aves, con águilas pescadoras y abejarucos entre muchos visitantes migratorios.

Dos gallipatos en cortejo en el agua

“Where the giant newts breed” por João Rodrigues, Portugal. Ganador, Comportamiento: anfibios y reptiles.
João Rodrigues halla a una pareja de gallipatos en cortejo en un bosque inundado.
Era la primera oportunidad que tenía João en cinco años de sumergirse en este lago, ya que sólo emerge en inviernos de lluvias excepcionalmente intensas, cuando los ríos subterráneos se desbordan. Tuvo una fracción de segundo para ajustar la configuración de su cámara antes de que los tritones se alejaran nadando.
Presentes en la Península Ibérica y en el norte de Marruecos, los gallipatos tienen una particular estrategia de defensa. Utilizan sus costillas puntiagudas como armas, perforando su propia piel y recogiendo secreciones venenosas, para luego clavarlas en el atacante.

Instalación de cámara destrozada por un grizzly

“Grizzly leftovers” por Zack Clothier, E.U.A. Ganador, Animales en su ambiente.
Zack Clothier descubre que un oso pardo se ha interesado por su cámara trampa.
Zack decidió que estos restos de alce macho eran un lugar ideal para colocar una cámara trampa. Volver al lugar fue todo un reto. Zack tuvo que atravesar el agua de deshielo con los árboles caídos, para encontrarse con que su instalación estaba destrozada. Este fue el último fotograma capturado por la cámara.
El oso grizzly, una subespecie de los osos pardos, pasa hasta siete meses en letargo, una forma ligera de hibernación. Al emerger en primavera, están hambrientos y consumen una gran variedad de alimentos, incluyendo mamíferos.

Sangre de los partos de focas en el Ártico

“Nursery meltdown” por Jennifer Hayes, E.U.A. Ganadora, Océanos: panorama general.
Jennifer Hayes retrata focas arpa, crías de foca y la sangre del nacimiento contra el hielo marino que se derrite.
Tras una tormenta, la fotógrafa necesitó horas de búsqueda en helicóptero para encontrar esta fractura en el hielo marino utilizada como plataforma de parto por las focas arpa. ‘Era un pulso de vida que te dejaba sin aliento', dice Jennifer.
Todos los otoños, las focas arpa migran hacia el sur desde el Ártico a sus zonas de cría, retrasando los nacimientos hasta que se forma el hielo marino. Las focas dependen del hielo, lo que significa que el número futuro de la población puede verse afectado por el cambio climático.

Un arrendajo siberiano volando entre árboles

“High-flying jay” por Lasse Kurkela, Finlandia. Ganador, 15-17 años.
Lasse Kurkela observa cómo un arrendajo siberiano vuela hasta la copa de un abeto para guardar su comida.
Lasse quería dar una sensación de escala en su foto de un arrendajo siberiano, diminuto entre el antiguo bosque dominado por los abetos. Utilizó trozos de queso para que los arrendajos se acostumbraran a su cámara teledirigida y para animarlos a seguir una determinada trayectoria de vuelo.
Los arrendajos siberianos utilizan árboles viejos para guardar sus alimentos. Su saliva pegajosa les ayuda a pegar alimentos como semillas, bayas, pequeños roedores e insectos en lo alto de los agujeros y grietas de la corteza y entre los líquenes colgantes.

Wildlife Photographer of the Year: Sitio web | Facebook | Instagram

My Modern Met obtuvo permiso del Museo de Historia Natural – Wildlife Photographer of the Year para reproducir estas imágenes.

Artículos relacionados:

Estas son las imágenes finalistas de los Wildlife Photographer of the Year Awards 2021

Vota por tu favorito en el premio del público del concurso Wildlife Photographer of the Year

Robert Irwin gana el Premio del Público del concurso Wildlife Photographer of the Year

Tierno momento entre dos leones gana el Premio del Público en el concurso Wildlife Photographer of the Year

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO