10 Constelaciones legendarias y las historias detrás de ellas (según la mitología griega)

mapa de constelaciones

Foto: Fotos de stock de Pavel Malitskyi/Shutterstock

Al mirar el cielo nocturno, ¿te has preguntado cómo identificar las constelaciones? Seguro has hablar de la “Osa Mayor” o conozcas los signos del zodiaco, pero para encontrar las constelaciones más famosas necesitas conocer su fascinante historia.

Desde hace miles de años, la humanidad le dado gran importancia a los cuerpos celestes. A lo largo de la historia, se le han atribuido nombres e historias míticas a los patrones estelares, dando origen a lo que ahora se conoce como constelaciones. La Unión Astronómica Internacional enlista 88 constelaciones, 48 ​​de las cuales fueron registradas por el astrónomo griego Claudio Ptolomeo en el siglo II.

Para los griegos, las estrellas eran una forma de preservar el folclore y la mitología. Las imágenes representadas en sus constelaciones son de héroes y bestias que recibieron un lugar entre las estrellas como tributo por sus hazañas en la Tierra.

Sigue leyendo para descubrir las historias de algunas de las constelaciones más famosas, así como algunos consejos para identificarlas en el cielo nocturno.

10 constelaciones famosas que debes conocer.

 

Acuario

constelación de acuario

Acuario (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Acuario es una de las 12 constelaciones del zodiaco y está situado entre Capricornio y Piscis. Los primeros registros de Acuario fueron hechos en el siglo II por el astrónomo griego Ptolomeo, por lo que es una de las constelaciones documentadas más antiguas. También es una de las más grandes, con una extensión de más de 980 grados cuadrados. A pesar de su tamaño, puede ser difícil de ver a simple vista, ya que no tiene estrellas particularmente brillantes que destaquen. Acuario se encuentra cerca de otras constelaciones relacionadas con el agua: Cetus (la ballena), Piscis (el pez), Delphinus (el delfín) y Eridanus (el río), en lo que a menudo se conoce como la sección de agua o mar del cielo.

El nombre Acuario significa “copero” o “portador de agua” en latín. En la mitología griega, la constelación representa a Ganimedes, un apuesto joven que fue objeto del afecto de Zeus. Según la tradición, fue llevado al monte Olimpo, donde sirvió como copero de los dioses y se le concedió la eterna juventud.

Acuario se puede ver en la primavera en el hemisferio sur y el otoño en el hemisferio norte.

 

Cáncer

constelaciones famosas

Cáncer (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Cáncer, que significa “cangrejo” en latín, es el cuarto signo del zodiaco. Es una de las constelaciones más tenues, con solo dos estrellas por encima de la magnitud 4 (es decir, la medida de su brillo). La constelación de Cáncer ocupa un área de 506 grados cuadrados y se encuentra entre Leo y Géminis.

En la mitología griega, Cáncer representa al cangrejo gigante que atacó a Hércules durante el segundo de los 12 trabajos que realizó como castigo por matar a su familia. Fue enviado por la diosa Hera para obstaculizar a Hércules mientras luchaba contra la serpiente de agua Hidra, pero lo mató con su garrote.

Cáncer es visible en el hemisferio norte a principios de la primavera, y se puede ver en el hemisferio sur durante el otoño. No intentes visualizar un cangrejo en el cielo; se ve más como una Y tenue y al revés.

 

Casiopea

constelación de casiopea

Casiopea (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Con su distintiva forma de “W” formada por cinco estrellas brillantes, Casiopea es una de las constelaciones más reconocibles en el cielo nocturno del hemisferio norte.

La constelación lleva el nombre de la vanidosa reina Casiopea de la mitología griega, esposa del rey Cefeo de Etiopía. Cuenta la leyenda que Casiopea se jactaba de ser más hermosa que las ninfas marinas llamadas Nereidas. Esto enfureció a Poseidón, dios del mar, quien envió a un monstruo marino llamado Cetus para destruir su reino. La hija de Casiopea, la princesa Andrómeda, quedó atada a una roca como presa del monstruo, pero fue rescatada por Perseo, el héroe con quien más tarde se casó.

Casiopea, Cefeo y Andrómeda fueron elevados al cielo como estrellas, pero Casiopea tuvo un destino desafortunado: se vio obligada a girar alrededor del Polo norte celeste en su trono, pasando la mitad de su tiempo boca abajo, aferrándose a él para no caerse.

Casiopea se puede encontrar en lo alto del cielo del noreste en las noches de octubre, no lejos de Polaris, la estrella polar.

 

Géminis

constelación de géminis

Géminis (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Géminis es una de las constelaciones del zodiaco y se encuentra en el cielo del hemisferio norte. Géminis es la trigésima constelación más grande del cielo y ocupa un área de 514 grados cuadrados.

Géminis significa “los gemelos” en latín. La constelación representa a los gemelos Cástor y Pólux (o Polideuces) en la mitología griega. La madre de los gemelos, la reina espartana Leda, fue seducida por Zeus, quien visitó a la reina en forma de cisne. Así, quedó embarazada de los inmortales Pólux y Helena (que más tarde se convirtió en la legendaria Helena de Troya). Más tarde, Leda también quedó embarazada de Cástor y Clitemnestra. Estos hermanos fueron engendrados por Tindáreo y, a diferencia de los hijos de Zeus, eran mortales.

A pesar de tener padres diferentes, Cástor y Polideuces crecieron juntos y eran muy cercanos. Un día, los hermanos se enfrentaron con otro par de gemelos, Idas y Linceo, y pelearon por dos mujeres, Hilaíra y Febe. Linceo mató a Cástor apuñalándolo con una espada. Polideuces, devastado, le pidió a Zeus que compartiera su inmortalidad con su hermano asesinado y el dios los colocó a ambos en el cielo, donde permanecen juntos como la constelación de Géminis.

La constelación de Géminis se ve mejor durante febrero. Mira al noreste de la constelación de Orión y entre las constelaciones de Tauro y Cáncer y encontrarás sus dos estrellas brillantes que representan a Castor y Pollux. Junto a ellos hay un par de líneas de estrellas que forman sus cuerpos, lo que le da a la constelación una forma aproximada de “U”.

 

Tauro

constelación de tauro

Tauro (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

La constelación de Tauro, también conocida como “el toro”, es una de las constelaciones más antiguas y reconocibles. Con una superficie de 797 grados cuadrados, es más famosa por su estrella roja gigante llamada Aldebarán, que forma el ojo derecho del toro y es la estrella más brillante de la constelación. Además, es la decimocuarta estrella más brillante del cielo.

En la mitología griega, hay varias historias que involucran al toro. En el más famoso, Zeus se transformó en un toro blanco con cuernos dorados llamado Tauro después de enamorarse de la princesa fenicia Europa. Así, usó este disfraz para llevar a Europa a Creta en su espalda.

La constelación de Tauro es bastante fácil de encontrar debido a su brillante estrella Aldebarán y su prominente forma de “V” que representa la cabeza y los cuernos del toro. En el hemisferio norte, el toro atraviesa el cielo de noviembre a marzo, pero la constelación es más visible en enero.

 

Osa Mayor

constelación de la osa mayor

Osa Mayor (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

La Osa Mayor, siempre visible en el hemisferio norte, es una de las constelaciones más famosas.

Cuenta la leyenda que Zeus se enamoró de una joven ninfa llamada Calisto. Hera, la esposa de Zeus, estaba celosa y transformó a Calisto en un oso. Mientras estaba en forma animal, se encontró con su hijo Arcas, pero él no reconoció al oso como su madre y trató de matarla. Zeus intervino y convirtió a Acras en un oso también. Después, colocó a Calisto (Osa Mayor) y su hijo (Osa Menor) permanentemente en el cielo nocturno.

Las siete estrellas más brillantes de la Osa Mayor forman parte de la parte trasera y la cola del oso, mientras que otras estrellas más pequeñas forman el resto de su cuerpo. La Osa Mayor se ve mejor durante abril.

 

Osa Menor

constelación de la osa menor

Osa Menor (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

La Osa Menor representa al hijo de Calisto, Arcas, en la mitología griega.

La Osa Menor es famosa por contener Polaris, la Estrella del Norte. La constelación se visualiza como un oso bebé con una cola inusualmente larga. Se puede distinguir de la Osa Mayor no solo por ser más pequeña sino por la curvatura hacia arriba de la cola.

Al igual que la Osa Mayor, esta constelación es visible durante todo el año. Cuando hayas encontrado la estrella polar al final de la cola del oso, será fácil identificar el resto de la constelación.

 

Pegaso

Pegaso

Pegaso (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Pegaso es una de las constelaciones más prominentes del cielo del norte. Fue catalogado por el astrónomo Ptolomeo durante el siglo II y recibió su nombre de un caballo alado en la mitología griega. La estrella más brillante de la constelación es Epsilon Pegasi, que forma la nariz de la criatura.

Pegaso pertenecía a Poseidón, el dios del mar, terremotos y tormentas. En una batalla entre Perseo y Medusa, Perseo la decapitó y el caballo alado “brotó” de su sangre.

Pegaso fue robado por el héroe griego Belerofonte con la ayuda de Atenea y Poseidón. Pegaso permitió que Belerofonte lo montara para derrotar a la monstruosa Quimera. Sin embargo, Belerofonte cayó de la espalda de la criatura mientras intentaba llegar al monte Olimpo. Después de un tiempo, el Pegaso, sin jinete, llegó al Olimpo y Zeus lo transformó en esta famosa constelación. Pegaso también era conocido por llevarle truenos y relámpagos a Zeus cuando los necesitaba.

En el hemisferio norte, la constelación de Pegaso se puede encontrar en lo alto del cielo desde finales del verano hasta el otoño. Si estás por debajo del ecuador, busca a Pegaso desde finales del invierno hasta la primavera.

 

Virgo

constelación de virgo

Virgo (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Con una superficie de 1,294 grados cuadrados, Virgo es la constelación más grande del zodiaco y la segunda constelación más grande en general. El nombre de Virgo en latín significa “virgen”.

A menudo se dice que la constelación de Virgo personifica a Perséfone, la hija de Deméter, la diosa de la cosecha. De acuerdo con la mitología griega, la Tierra experimentó una eterna primavera hasta el día en que el dios del inframundo secuestró a Perséfone, la doncella de la primavera. Deméter estaba tan entristecida por esta pérdida que abandonó su papel de diosa de la fertilidad. En algunas partes del mundo, el invierno convirtió el terreno en un páramo helado, y en otras partes el sol quemó la tierra y destruyó la cosecha.

Afortunadamente, Zeus, el rey de los dioses, intervino e insistió en que el dios del inframundo le devolviera a Perséfone a Deméter. También ordenó que Perséfone se abstuviera de comer hasta su regreso. El dios del inframundo engañó a Perséfone dándole una granada, sabiendo que se la comería de camino a casa.

Perséfone regresó con su madre, pero debido a que se comió la granada, fue castigada y obligada a regresar al inframundo durante cuatro meses al año. Hasta el día de hoy, la primavera regresa al hemisferio norte cuando Perséfone se reúne con Deméter, pero el invierno prevalece cuando ella vive en el inframundo.

Desde la perspectiva del hemisferio norte, Virgo está ausente del cielo durante finales de otoño, invierno y principios de primavera. Sin embargo, en marzo y abril, la constelación es visible toda la noche. Virgo se puede ver fácilmente gracias a su brillante estrella azul-blanca, Espiga.

 

Orión

constelación de orion

Orión (Foto: Wikimedia Commons, (CC BY-SA 4.0))

La constelación de Orión lleva el nombre del cazador en la mitología griega. Ubicada en el ecuador celeste y formada por gigantes o supergigantes azules jóvenes y brillantes, es una de las constelaciones más prominentes y reconocibles del cielo y se puede ver en todo el mundo.

En la mitología, Orión era un cazador con dones sobrenaturales y era hijo de Poseidón. Orión se proclamó a sí mismo como el mayor cazador del mundo. Esto enfureció a Hera, la esposa de Zeus, quien hizo que un escorpión lo matara (esto más tarde se convirtió en la constelación de Escorpio). Por compasión, Zeus puso a Orión en el cielo.

El Cinturón de Orión incluye las tres estrellas más prominentes de la constelación: Alnilam, Mintaka y Alnitak (o los tres Reyes Magos). Betelgeuse, la segunda estrella más brillante de Orión, marca el hombro derecho del cazador y Bellatrix sirve como hombro izquierdo. La Nebulosa de Orión actúa como la “estrella” del medio en la espada de Orión, que cuelga del Cinturón de Orión. En el cielo, Orión aparece luchando contra el toro Tauro con un escudo y un garrote.

Orión es claramente visible en el cielo nocturno de noviembre a febrero. Puedes verlo el cielo del suroeste si te encuentras en el hemisferio norte o en el cielo del noroeste si te encuentras en el hemisferio sur.

Artículos relacionados:

Taza mágica revela brillantes constelaciones cuando se calienta

Coloridos diseños bordados capturan la belleza de nuestro sistema solar

Estos mapas astronómicos vintage fueron creados con datos de código abierto del universo

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]