Home / Arte / Historia del arte8 Estudios de artistas famosos que puedes visitar hoy

8 Estudios de artistas famosos que puedes visitar hoy

Estudios de artistas famosos que puedes visitar hoy

Escritorio de Frida Kahlo. Fotos de stock de Anton_Ivanov/Shutterstock

Existen muchas maneras de familiarizarte con la vida y obra de un artista famoso. Si bien estudiar sus creaciones y verlas de primera mano en un museo es un buen comienzo, nada es tan revelador como una mirada al interior de sus espacios de trabajo.

Explorar el estudio de un artista puede ofrecernos un vistazo a su proceso; los detalles que encontramos en su espacio nos dan una idea de cómo era su práctica creativa, desde la forma en que organiza sus materiales hasta la vista desde su escritorio. Si bien muchos ateliers de artistas desaparecieron o existen a puertas cerradas, algunos están abiertos al público—y la mayoría aún mantiene viva la visión del artista que los ocupó.

Aquí te presentamos una mirada íntima a ocho estudios de artistas famosos que aún puedes visitar hoy.

 

La Casa Azul de Frida Kahlo

Estudio de Frida Kahlo

Fotos de stock de Anton_Ivanov/Shutterstock

En 1904, el padre de Frida Kahlo construyó una casa en la colorida zona de Coyoacán, en la Ciudad de México. Conocida afectuosamente como La Casa Azul, este es el lugar donde nació, vivió y murió la famosa artista mexicana—y también donde creó muchas de sus obras maestras más famosas.

Hoy en día, quienes visitan la casa convertida en museo pueden explorar su exuberante patio y vibrantes habitaciones, incluyendo el estudio de Kahlo en el segundo piso. Construido en los años 40 por su esposo Diego Rivera, este espacio se ve tal como lo dejó Kahlo; además de los muebles originales y los materiales de arte a medio usar, el estudio también alberga su silla de ruedas.

 

Atelier de Paul Cézanne

Estudio de Paul Ceznne

Foto: Kelly Richman-Abdou / My Modern Met

El pintor postimpresionista Paul Cézanne halló inspiración en su natal Aix-en-Provence, al sur de Francia. En 1902, el artista incluso compró una granja enclavada en el bosque y la convirtió en un estudio. Aquí completó varias de sus pinturas más conocidas, ya que descubrió que podía “trabajar mejor ahí que en la ciudad”.

Las personas que visitan la zona aún pueden visitar su estudio. Al igual que la Casa de Kahlo, el Atelier de Paul Cézanne incluye los muebles y materiales de arte originales, así como objetos y modelos que aparecen en algunos de sus cuadros más icónicos, como el Cupido de Naturaleza muerta con escayola y los cráneos de sus pinturas de memento mori.

 

El hogar en la costa de Barbara Hepworth

Estudio de Barbara Hepworth

Fotos de stock de Minka Guides/Shutterstock

En la década de 1940, la artista inglesa Barbara Hepworth ayudó a fundar una colonia de artistas en la ciudad costera de St Ives. En Trewyn Studios, su casa y su espacio de trabajo, halló todo lo que un artista moderno podía desear. “Encontrar Trewyn Studio fue casi mágico”, reveló. “Aquí había un estudio, un patio y un jardín donde podía trabajar al aire libre y en el espacio.”

En 1980, el Tate adquirió el sitio y lo transformó en el Museo y Jardín de Esculturas Barbara Hepworth. Por suerte, el estudio se mantuvo tal como quería Hepworth—incluyendo su par de estudios, que utilizó respectivamente para tallar piedra y trabajar en yeso—ofreciendo a los visitantes una mirada a la práctica de la artista. “Con sus estantes de pintura, herramientas, ropa y objetos personales”, explica el Tate, “los estudios tienen un gran valor histórico y ofrecen un vistazo a la vida de Hepworth”.

 

El espacio compartido de Lee Krasner y Jackson Pollock

Jackson Pollack & Lee Krasner studio / springs, new york

En 1945, la artista expresionista abstracta Lee Krasner se casó con el también pintor Jackson Pollock. Ese mismo año, la pareja adquirió la que eventualmente sería conocida como la Casa Estudio Pollock-Kranser, una encantadora casa de madera en Long Island, Nueva York.

Varias habitaciones del hogar de la pareja fueron utilizadas como estudios. En 1945, Pollock adoptó una de las habitaciones en el segundo piso como su espacio de trabajo. Sin embargo, al año siguiente se trasladó al granero de la propiedad, por lo que Krasner empezó a trabajar en la habitación abandonada. Tras la muerte prematura de su esposo en 1956, Krasner siguió sus pasos y comenzó a pintar en el granero. Este sitio sería su estudio por el resto de su vida.

Hoy en día, los visitantes pueden ver el estudio en el granero tal como lo dejaron sus dueños—con todo y las salpicaduras de pintura en el piso.

 

Casa estudio de Claude Monet

Estudio de Monet, Giverny, Francia

Desde 1883 hasta su muerte 43 después, el pionero impresionista Claude Monet vivió y trabajó en Giverny, una hermosa comuna en Normandía. Como buen entusiasta del aire libre, el pintor se aseguró de mantener su espacio cercano a la naturaleza, desde sus jardines orientales (que describió como su “más bella obra maestra”) hasta su soleado estudio.

Si bien los cuadros que cubren los muros de este espacio son reproducciones (varios de los originales se encuentran en el Musée Marmottan Monet, uno de los museos infravalorados de París) la esencia del estudio de Monet se mantiene. “Al igual que en el resto de la casa”, explica el sitio de Giverny, “los muebles y los objetos son exactamente los mismos, dando una gran autenticidad al hogar de Monet”.

 

La morada de adobe de Georgia O’Keeffe

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Georgia O’Keeffe Museum (@okeeffemuseum) on

En 1945, la pintora modernista Georgia O’Keeffe adquirió Abiquiu Home, una casa colonial española en Abiquiu, Nuevo México. Aunque el lugar estaba en malas condiciones cuando lo compró, O’Keefe pronto lo transformó en un oasis artístico, con todo y un iluminado estudio.

Muchos de los materiales de arte de su estudio hoy se encuentran en el Museo Georgia O’Keeffe de Santa Fe, pero los visitantes aún pueden disfrutar del encanto sureño de su hogar y de las vistas que inspiraron su trabajo—algo completamente diferente a su vida en Nueva York. “Sabes, nunca me siento en casa en el este”, confesó la arista. “Aquí me siento como yo misma y me gusta”.

 

El estudio suburbano de Auguste Rodin

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Marion Venot (@marionvenot) on

En el Museo Rodin de París encontrarás dos espacios hermosos: el jardín escultórico de tres hectáreas y el Hôtel Biron, una “joya de la arquitectura rocalla parisina”. Si bien Rodin usó el Hôtel Biron como espacio de trabajo, hoy funciona como una de las galerías del museo. Por suerte, los fans del icónico escultor aún pueden visitar un estudio de Rodin intacto—solo basta tomar el tren.

El Museo Rodin en Meudon aloja el estudio de antigüedades del artista. A diferencia de los estudios de otros artistas, Rodin no trabajó en este espacio, sino que lo utilizaba para exhibir mármoles antiguos y medievales, acomodándolos meticulosamente para que parecieran estar en proceso. “La arquitectura se inspira en el estudio de un escultor, con una escalera, un entrepiso para almacenamiento en el nivel medio y una galería de observación”, explica el museo. “Las antigüedades se presentan como si estuvieran en un estudio, en paletas, plataformas o bases cubiertas de tela.”

Aunque esto puede parecer peculiar, el amor de Rodin por la escultura antigua lo pone en perspectiva: “Los antiguos obtuvieron sus diseños de la naturaleza….”. “dijo el artista. “No es verdad fotográfica, sino verdad viva, lo que debemos buscar en el arte.”

 

Artículos relacionados:

8 Maravillosas tiendas de museos que puedes explorar en línea

6 De los mejores museos de arte moderno del mundo

Los 10 museos de arte más visitados en el mundo

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO