Conoce la fascinante historia de la cerámica de Bolesławiec de Polonia

Polish Bolesławiec Pottery

Foto: Fotos de stock de ABC PHOTO/Shutterstock

En una pequeña ciudad del suroeste de Polonia encontramos una de las cerámicas más bellas del mundo. La cerámica de gres conocida como Bolesławiec—cuyo nombre proviene de la ciudad medieval de Bolesławiec—es popular tanto entre coleccionistas y amantes de la cocina por igual. Los diseños orgánicos clásicos en pintura azul cobalto, verde y roja complementan el color crema natural de la arcilla local. Hoy en día, se producen diseños modernos basados en los motivos tradicionales, ya que la artesanía es un elemento importante de la cultura y el arte popular polaco. Para apreciar plenamente los ejemplos contemporáneos de esta llamativa artesanía, es necesario echar un vistazo a la historia de las piezas de Bolesławiec.

La historia de la cerámica de Bolesławiec

La ciudad de Bolesławiec—en la actual Polonia—tiene una larga historia de producción de cerámica de alta calidad que fue codiciada en toda Europa. Enclavada en una región conocida como Silesia, los primeros talleres de alfarería activos en la ciudad datan del siglo XV. Hacia 1511 se estableció un gremio de alfareros para regular el acceso a la artesanía, como era costumbre en la Europa de finales de la Edad Media. Los primeros productos de cerámica de estos talleres eran vasijas de gres cocido con la fina arcilla local. Las jarras y jarrones estaban decorados con motivos en relieve y cubiertos de un engobe marrón. Se podían añadir tapas de estaño, plata o peltre.

Peacock's Eye Pattern

Una tetera con diseño de ojos de pavo real. (Foto: Fotos de stock de MUCHOMOROS/Shutterstock)

El siglo XVIII trajo innovación en estilos y materiales. Bolesławiec se unió al reino de Prusia en 1742. Esta nueva unidad con las tierras germánicas trajo un influjo de alfareros a la región. Los gobernantes prusianos se interesaron por la cerámica de Bolesławiec (Bunzlauer en alemán) y fomentaron su crecimiento facilitando el intercambio de ideas entre alfareros locales y profesores de arte de renombre. Para satisfacer las necesidades de los consumidores, los alfareros produjeron nuevos artículos como cafeteras y teteras. Se añadieron nuevas técnicas de relieves moldeados con engobe blanco sobre el clásico fondo marrón de las vasijas. Los alfareros también experimentaron con superposiciones de iconografía heráldica y religiosa pintada “en frío“.

Bolesławiec, Poland

Bolesławiec, Polonia. (Foto: Fotos de stock de LIDIA MUHAMADEEVA/Shutterstock)

Durante el siglo XIX, la cerámica de Bolesławiec adquirió el aspecto clásico que conocemos hoy en día. La figura más influyente en este proceso fue Johann Gottlieb Altmann. Además de refinar la pureza de la arcilla utilizada, Altmann desarrolló un esmalte transparente a base de feldespato para reemplazar el vidriado marrón, que era más caro (y que contenía plomo, un peligro recientemente descubierto). También comenzó a usar moldes en lugar de utilizar las técnicas tradicionales de torneado. Inspirado por los diseños clásicos, el trabajo de Altmann ganó reconocimiento internacional e inspiró mucho interés en las piezas de Bolesławiec.

En las décadas de 1880 y 1890, había una gran demanda por la cerámica Bolesławiec, con más de 20 tiendas operando dentro de la ciudad. Se estableció una escuela real de alfarería en la ciudad para fomentar la artesanía. Fue durante este periodo que—utilizando el esmalte transparente de feldespato—se introdujeron los patrones de azul cobalto y blanco. Los alfareros cortaban a mano esponjas en diseños, y luego lentamente estampaban sus mercancías. Los alfareros incorporaron rápidamente motivos orgánicos populares típicos del periodo Jugendstil en Alemania—conocido en el resto del mundo como art nouveau. A principios del siglo XX, el patrón más icónico, conocido como Pfauenauge, u ojos de pavo real, se hizo popular. También se produjeron diseños art déco.

Magnets Bolesławiec Designs

Imanes con diferentes patrones de Bolesławiec. (Foto: Fotos de stock de MAGDALENAGALKIEWICZ/Shutterstock)

La producción de la cerámica se complicó en el siglo XX. El periodo de entreguerras en Alemania estuvo marcado por un colapso económico. Aunque la producción se volvió más industrializada y las técnicas de aerógrafo y de esténcil facilitaron el acabado de las piezas a mano, los alfareros tuvieron que unir sus talleres para sobrevivir económicamente. La Segunda Guerra Mundial supuso un cambio radical en la historia de la región y de la cerámica Bolesławiec. Una Alemania derrotada cedió Silesia a Polonia, y los residentes alemanes de Bolesławiec fueron expulsados. Muchos siguieron con su artesanía en ciudades de Alemania oriental u occidental, pero Bolesławiec casi se quedó sin artesanos.

En 1946, el gobierno polaco inició una campaña rescatar el arte popular tradicional. Se reconstruyeron fábricas y se reclutaron artistas de cerámica de otras partes de Polonia. Ahora bajo el régimen comunista, la cerámica se convirtió en una cooperativa como cualquier otra producción. La Cooperativa CPLiA fue fundada en 1950, y sus programas de formación produjeron innumerables nuevos artesanos para continuar con la artesanía. Una versión poscomunista de la cooperativa sigue activa en la producción de cerámica tradicional hoy en día.

Bolesławiec Pottery

Foto: Fotos de stock de CURIOSO.PHOTOGRAPHY/Shutterstock

 

Producción moderna

La cerámica de Bolesławiec se sigue produciendo hoy en día. A menudo denominada internacionalmente como cerámica polaca, es un artículo de colección popular a nivel internacional. Cada pieza está hecha a mano, basándose en las largas tradiciones de la región. La alfarería todavía se fabrica con arcilla blanca local cocida a altas temperaturas. Cada pieza está estampada a mano con detalles de libre uso y recubierta con un esmalte sin plomo. La alfarería puede ser muy hermosa, pero también es extremadamente útil en la cocina. Al estar hecha de gres, estos encantadores platos pueden resistir el calor de los microondas y los hornos, mientras que también pueden permanecer en el congelador sin agrietarse.

Hoy en día hay varios productores bien establecidos de cerámica de Bolesławiec, algunos de los cuales se remontan al periodo de posguerra. Ceramika Artystyczna, Zaklady Ceramiczne “Bolesawiec”, Cer-Maz, Manufaktura, y WR Unikat son todas grandes empresas que crean productos auténticos. Como pueden haber versiones falsas más baratas, es importante investigar una marca antes de comprar una pieza. Cada pieza auténtica debe estar estampada por el fabricante y tener un sello distintivo de “hecho en Polonia”. Para ayudarte a distinguir la verdadera de la falsa, Polish Pottery Westlake tiene una guía útil para los sellos y los productores.

Polish Bolesławiec Pottery

Foto: Fotos de stock de CURIOSA.PHOTOGRAPHY/Shutterstock

 

Diseños y patrones

Los modernos productores de cerámica Bolesławiec desarrollan constantemente nuevos diseños que incorporan motivos históricos populares. Algunos patrones clásicos que se realizan comúnmente hoy en día incluyen la Vieja Polonia, el Pavo Real Floral (una variación del clásico motivo del ojo de pavo real), las Campanas Carmesí y el Mosaico Esmeralda. Sea cual sea tu gusto—tradicional, moderno o bohemio—los artistas han creado patrones que el público en general seguramente encontrará atractivos.

Estos patrones se pueden encontrar en prácticamente cualquier forma de cerámica imaginable. Reposacucharas, platos, teteras, tazas y tazones son sólo algunas de las muchas formas que adopta la cerámica polaca. Aunque son duraderas, estas piezas necesitan ciertos cuidados si quieres que duren para las próximas generaciones.

Cada pieza es única debido a que está pintada a mano, pero algunas son verdaderas creaciones únicas de los artesanos más estimados y experimentados. Después de muchos años de trabajo, un artesano llega a un punto en el que es capaz de producir sus propias piezas de principio a fin. Estas piezas se identifican como unikat, o únicas. A menudo son más caras pero son excelentes adiciones a cualquier colección. A través de trabajos como este, así como el desarrollo de patrones, el arte de la cerámica Bolesławiec continúa desarrollándose.

Polish Market

Foto: Fotos de stock de CURIOSO.PHOTOGRAPHY/Shutterstock

 

Dónde comprar cerámica polaca

Siempre asegúrate de investigar bien y revisar los sellos adecuados para asegurarte de que estás comprando cerámica auténtica de Bolesławiec. Muchos sitios en línea aceptan pedidos internacionales. Ceramika Artystyczna es un colectivo de artesanos que ofrecen una amplia variedad de productos en línea. Alrededor del 70% de los artesanos son mujeres, así que también estarás apoyándolas. Otros mercados electrónicos venden productos de numerosas marcas, como Polmedia y Polish Pottery House. Si investigas, puede que descubras que hay tiendas locales de tu ciudad que también ofrecen estas encantadoras piezas de cerámica. ¡Suerte con tu búsqueda!

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Out Of The Blue Polish Pottery (@polishpotterycarmel) on

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Polmedia Polish Pottery (@polmedia_polish_pottery) on

Artículos relacionados:

La cerámica de Talavera, una hermosa tradición plástica que une a España y México

7 Tipos de arte chino, desde cerámica antigua hasta la poesía de hoy

Wabi-sabi: El arte japonés de encontrar la belleza en la imperfección de la cerámica

Esta artista crea tiernos platos de cerámica inspirados en gatitos dormilones

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO