Explora la belleza de los manuscritos iluminados de la Edad Media

Medieval Illuminated Manuscripts Europe

Una hoja de un Gradual, mostrando la inicial “P” con la Natividad. Creado por Attavante degli Attavanti en tinta, témpera y oro sobre vitela, 1495. (Foto: Wikimedia Commons, Dominio público)

Imagina pasar horas leyendo un libro viejo y lleno de polvo, copiando minuciosamente el texto palabra por palabra en una hoja en blanco de un libro nuevo. Este laborioso proceso era algo normal en la Edad Media y principios del Renacimiento. Antes de la introducción de los tipos móviles en Europa en el siglo XV, los libros se escribían a mano con tinta. Estos libros son conocidos como manuscritos, derivados del latín manuscriptus. Manu significa “a mano” y scriptus quiere decir “escrito”.

Los manuscritos se encuentran en todo el mundo, y algunos de sus textos datan de la antigüedad. Sin embargo, la tradición de los manuscritos iluminados (es decir, textos escritos a mano con decoraciones elaboradas) se desarrolló en la antigüedad tardía, en los albores de la Edad Media. La producción de manuscritos ilustrados fue una industria muy importante en la época medieval temprana. Este laborioso trabajo manual se convirtió en una forma de arte muy lucrativa. Los manuscritos medievales eran artículos de lujo, ya que eran caros y requerían mucho trabajo. Los primeros textos eran típicamente de naturaleza religiosa, como Evangelios y leccionarios.

Por lo tanto, la tradición del manuscrito iluminado está muy asociada con la Europa cristiana medieval. Sin embargo, las cortes islámicas de la península ibérica medieval y el posterior Imperio otomano tenían ricas tradiciones de producción y decoración de manuscritos. También se han encontrado textos ricamente decorados en China, Japón e India, entre otras regiones con tradiciones artísticas milenarias.

Aunque este artículo se centra principalmente en los manuscritos medievales de Europa, puedes explorar los brillantes volúmenes de estas otras tradiciones a través de exhibiciones de manuscritos jainistas de la India o los textos budistas de Nepal.

 

Byzantine Lectionary Manuscript

El leccionario bizantino de Jaharis, c. 1100 en Constantinopla. Témpera, oro y tinta sobre pergamino con encuadernación en piel. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, dominio público)

 

¿Qué es un manuscrito medieval?

Ottonian german Medieval Manuscript Bound Vellum Plaque

Un manuscrito otoniano encuadernado en cuero con acentos de marfil, hecho en Alemania entre el año 1000 y 1100. La placa frontal representa a Cristo en Majestad y los Cuatro Evangelistas. El manuscrito original eventualmente se eliminó y la cubierta se usó para un leccionario del Evangelio del siglo XV. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, Dominio público)

Los manuscritos son textos o libros escritos a mano. Estos eran los únicos libros disponibles en la Europa medieval, antes de la llegada de la imprenta en el siglo XV. Por lo general, un manuscrito era un códice, un volumen encuadernado compuesto por hojas de pergamino (piel de animal). Los códices de mejor calidad utilizaban piel de becerro fina llamada vitela. Las páginas estaban cosidas a lo largo de un borde y encuadernadas con cubiertas ornamentadas de cuero, oro, marfil e incluso joyas preciosas.

El texto de un manuscrito estaba escrito a mano con tinta. Las ilustraciones e iluminaciones (decoraciones) se pintaban al temple (es decir, pigmento de color unido por una base de huevo). El pan de oro a menudo le daba un toque final deslumbrante. Si bien no todos los manuscritos fueron ilustrados de manera tan ornamentada, las características textuales comunes de estos libros medievales incluyen capitulares dramáticas, márgenes y guiones ornamentados. La mayoría de los primeros manuscritos iluminados eran textos religiosos, pero la tradición se expandió para incluir poemas épicos, leyendas e historias alegóricas.

 

¿Quién creaba los manuscritos iluminados y cómo se hacían?

Roman de la Rose Scribe Monk Monastery Manuscript

Ilustración de un escriba del manuscrito Roman de la Rose, un poema alegórico escrito en francés antiguo en el siglo XIV. (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

La evidencia más antigua de manuscritos iluminados en Europa y el Imperio bizantino data del siglo VII d.C. La producción de manuscritos se convirtió rápidamente en un oficio importante. Dado que el cristianismo era una parte central de la vida medieval de Europa occidental y bizantina, las organizaciones religiosas, las iglesias y la nobleza encargaron libros de este tipo. En la España islámica se produjeron además de obras religiosas obras clásicas de tradición griega y romana; gracias al trabajo de estos primeros eruditos islámicos, estos conocimientos se conservaron y exploraron a detalle.

Los monasterios cristianos fueron el centro de esta producción de manuscritos en la Europa medieval temprana. La alfabetización era limitada en ese momento, pero los monjes tenían un mayor nivel educativo y artístico, además de ser versados en teología. Como resultado, los monasterios se convirtieron en centros de producción de textos religiosos iluminados para su propio uso y para la venta a clientes externos. Más tarde, en la época medieval, los manuscritos a veces eran creados por artesanos laicos que trabajaban como escribas o iluminadores en los sciptoria (salas de escritura) de los monasterios o en talleres seculares. Un manuscrito a menudo pasaba por varias manos, desde el encuadernador hasta el escriba y el iluminador.

 

¿Qué temas literarios abordaron estas obras?

Flower Studies Printing Press End of Manuscript Tradition

Un libro de estudios florales del maestro de Claude de France, hacia 1510-1515. Este libro data del final de la tradición europea del manuscrito iluminado, ya que la imprenta pronto revolucionó la industria del libro. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, dominio público)

Muchos manuscritos medievales eran de naturaleza religiosa. Los libros de horas eran particularmente ornamentados. Estos libros designaban un ciclo de oración para el propietario, establecido por días y horas. Cada oración iba acompañada de ilustraciones que representaban escenas religiosas, así como las actividades mundanas del día. El comprador podía personalizar las oraciones y las imágenes de su libro por encargo. Algunos optaron por ser ilustrados entre figuras como la Virgen María y el Niño Jesús.

Las Biblias manuscritas también se crearon minuciosamente en monasterios y talleres medievales. Se usaban grandes volúmenes en misa mientras los sacerdotes leían en voz alta. Asimismo, se crearon colecciones de los Salmos para uso comunitario. Los predicadores itinerantes o los nobles ricos y devotos podían llevar volúmenes más pequeños de ambos textos. Pocas copias iluminadas del Corán de Al-Ándalus sobreviven hasta nuestros tiempos, pero muchos hermosos ejemplos de florituras geométricas y detalles dorados perduran en volúmenes de Egipto y otros reinos. Combinada con la exquisita caligrafía del Corán, la iluminación ayuda a guiar la adoración al indicar divisiones en el texto y en qué punto debe postrarse un adorador.

Los textos sagrados judíos medievales también estaban ricamente decorados. Como en el Islam, las escrituras prohibían ilustrar humanos y animales. Sin embargo, las Biblias hebreas medievales estaban ricamente ornamentadas por respeto al texto y al estudio sagrado. Algunos textos tempranos del Cercano Oriente y España absorbieron los estilos geométricos y abstractos de los manuscritos islámicos contemporáneos. Desde los siglos XIII al XV, los manuscritos franceses, alemanes e italianos incluyeron estilos góticos similares a las Biblias cristianas contemporáneas. Desde las liturgias de Pascua hasta los contratos matrimoniales, los manuscritos hebreos iluminados forman una hermosa tradición literaria sagrada.

Book of Hours

Las horas de Jeanne d'Evreux, reina de Francia, un libro de horas elaborado alrededor de 1324-1328 por Jean Pucelle. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, dominio público)

A pesar de la religiosidad de la época medieval, también se produjeron textos seculares. Los bestiarios y herbarios se prestaban naturalmente a la ilustración. Otros textos se centraron en las estrellas, describiendo constelaciones y predicciones astrológicas que podrían derivarse del cielo nocturno. Las vidas de los santos y los viajes de aventureros famosos también fueron temas en el periodo tardío de la creación de manuscritos medievales. También se ilustraron otros documentos escritos a mano, como las órdenes del rey y mapas diversos.

Illuminated Gospel Ethiopia Manuscript

Un Evangelio iluminado de finales del siglo XIV y principios del XV en la región de Amhara en Etiopía. Hecho de vitela, madera de acacia, témpera y tinta, este manuscrito fue elaborado en un monasterio. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, dominio público)

 

Explora algunos ejemplos famosos de estos exquisitos volúmenes.

 

El Libro de Kells

Book of Kells Illuminated Manuscript Ireland Celtic

El Libro de Kells , un Evangelio latino del siglo IX creado en un monasterio en Inglaterra, Escocia o Irlanda en el siglo IX.. (Foto: Wikimedia Commons, Dominio público)

Quizás el más famoso entre los manuscritos iluminados es el Libro de Kells. Este volumen de cuatro Evangelios, que se encuentra en la biblioteca del Trinity College Dublin, fue creado alrededor del año 800 en el scriptorium de un monasterio. Esto lo convierte no solo en el manuscrito más famoso, sino también en un ejemplo excepcionalmente antiguo de decoraciones elaboradas. Se cree que los intrincados diseños de las ilustraciones fueron creados por tres artistas que trabajaron en él al mismo tiempo. Irónicamente, el texto en sí fue mal copiado y le faltan palabras.

 

Les Très Riches Heures du Duc de Berry

Très Riches Heures du Duc de Berry Book of Hours

Les Très Riches Heures du Duc de Berry, un libro de horas del siglo XV creado por los hermanos Limbourg para John, duque de Berry. Esta página muestra el mes de octubre. (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Les Très Riches Heures du Duc de Berry es un famoso libro de horas encargado por Juan, duque de Berry. El duque francés era hijo del rey Juan II de Francia. Su libro de oraciones refleja su fortuna y estatus como miembro de la realeza. Es de estilo gótico internacional y fue creado por los hermanos Limbourg, famosos artistas holandeses, así como por varios pintores posteriores desconocidos. Escenas en miniatura, adornos en los márgenes y capitulares ornamentadas adornan las 206 páginas de pergamino y los detalles arquitectónicos enmarcan el cuadro.

El libro describe escenas de la vida de Cristo, y muestra al duque y su esposa en oración devota. También aparece la vida cotidiana del duque; una escena, por ejemplo, muestra una celebración de Año Nuevo entre cortesanos. Para ver otro impresionante ejemplo de un libro de horas, explora las horas negras, que actualmente están en la colección de The Morgan Library & Museum.

Islamic Persian Illumination Safavid

Frontispicio de un manuscrito del Mantiq al-tair (Lenguaje de las aves), un poema místico de Farid al-Din ‘Attar. El texto fue escrito en AH 892 (1487 CE), pero la decoración fue agregada por Zain al-‘Abidin al-Tabrizi alrededor de 1600. (Foto: The Metropolitan Museum of Art, dominio público)

El Mantiq al-tair (Lenguaje de las aves) es un poema místico persa de Farid al-Din ‘Attar. El poeta sufí escribió estos versos en el siglo XII. Más tarde fue inmortalizado en múltiples volúmenes iluminados. Al igual que en Europa, los nobles persas apreciaban los volúmenes elegantes para agregar a sus bibliotecas. La iluminación se combinó con papel marmoleado y una caligrafía elegante para este volumen, ilustrado alrededor de 1600. Apropiadamente, el volumen estaba en la colección del gobernante Safavid Shah ‘Abbas I.

Desde textos sagrados hasta cuentos poéticos, los manuscritos medievales iluminados eran costosos y artísticos. Son aún más valiosos hoy por la ventana que brindan a la historia, la cultura religiosa y las innovaciones artísticas de una época pasada.

The Prayer Book of Bonne of Luxembourg, Duchess of Normandy

El libro de oraciones de Bonne de Luxemburgo, duquesa de Normandía, creado antes de 1349 y atribuido a Jean Le Noir. (Foto: The Metropolitan museum of Art, dominio público)

Artículos relacionados:

800 Manuscritos ilustrados medievales de Francia y Gran Bretaña están disponibles en línea

Encuentran el libro más viejo de Europa dentro del ataúd de un santo

Sólo quedan cuatro manuscritos de inglés antiguo en el mundo

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]