Home / Arte / Historia del arteLa historia del color naranja: desde pinturas en tumbas egipcias hasta los uniformes de prisión

La historia del color naranja: desde pinturas en tumbas egipcias hasta los uniformes de prisión

¿Qué significa el color naranja?

La cúrcuma en polvo es usada para teñir las túnicas budistas, sobre todo si no hay azafrán a la mano.  (Foto: Fotos de archivo de tarapong srichaiyos/Shutterstock)

El naranja es un color que provoca una reacción inmediata. ¿Qué es lo que hace que el color naranja sea tan efectivo? En algunas culturas es considerado una tonalidad sagrada, mientras que en otras es un símbolo de la realeza. Atrevido y dinámico, el naranja se usa para indicar peligro y, al mismo tiempo, crea una sensación de emoción.

Desde la antigüedadmucho antes de que se llamara naranjaeste color ha tenido un gran impacto. Ya sea que se incline más hacia el brillante amarillo o a un rojo ardiente, esta tonalidad también ha sido amada por artistas a lo largo de la historia. Van Gogh y Toulouse-Lautrec son sólo dos de los artistas que optaron por usar naranja en sus pinturas.

Conoce un poco sobre la historia de este color y sobre cómo la psicología del naranja ha jugado un rol importante en el arte, la historia y el diseño.

Oropimente - Mineral para pigmento naranja

Oropimente (Foto: Museum für Naturkunde Berlin [CC BY-SA 3.0], vía Wikimedia Commons)

El naranja en la antigüedad

El color naranja tiene una larga historia que se remonta a varios siglos atrás. Los antiguos egipcios usaban una tonalidad entre amarillo y naranja hecha del mineral rejalgar para decorar sus tumbas. Al igual que muchos otros minerales utilizados para hacer pigmentos, el rejalgar es tóxico—ya que contiene arsénico—y era utilizado por los chinos para ahuyentar a las serpientes, además se ser empleado en la medicina tradicional china.

Otro mineral relacionado, el oropimente, también era usado como pigmento. Igual de tóxico que el rejalgar, también era un preciado producto comercial en la antigua Roma. El oropimente se inclina hacia un amarillo anaranjado y el pigmento que se obtiene de él, así como el del rejalgar, fue utilizado durante la Edad Media en los manuscritos iluminados.

Historia del color naranja

Azafrán (Foto: Fotos de archivo de elena moiseeva/Shutterstock)

¿Por qué se llama naranja?

Curiosamente, el color naranja no tuvo un nombre en Europa hasta el siglo XVI. Antes de eso era conocido simplemente como amarillo rojizo. Antes de que la palabra naranja fuera de uso común, el azafrán se usaba a veces para describir el color amarillo-naranja intenso. Esto cambió cuando los naranjos fueron traídos a Europa desde Asia por los comerciantes portugueses. El color obtuvo su nombre por la fruta madura, que se mantiene en muchos idiomas diferentes: naranja en español, orange en inglés, arancia en italiano y laranja en portugués.

¿Por qué los monjes budistas se visten de naranja?

(Foto: Fotos de archivo de Loredana Bitculescu/Shutterstock)

Simbolismo del naranja

El naranja es un color multifacético con diferentes significados en diferentes culturas. La tonalidad es prominente en las religiones asiáticas, y muchos monjes y religiosos portan túnicas naranjas. En el confucianismo, el naranja es el color de la transformación. La palabra para naranja en India y en China deriva del azafrán, el tinte más caro de la región. Esto demuestra la importancia del naranja en estas culturas, donde es considerado el balance perfecto entre la perfección del amarillo y el poder del rojo.

El uso del naranja –o más bien, del azafrán– en el budismo se relaciona con los pigmentos que estaban disponibles a la hora de teñir prendas sagradas. Simbólicamente tiene una conexión con la perfección y con el más alto grado de iluminación, y también puede significar la búsqueda del conocimiento. Además del budismo, el naranja está presente en el hinduismo. Krishna suele estar vestido de amarillo-naranja.

El color naranja en el arte

“Flaming June” por Sir Frederic Leighton, 1895 (Foto: Dominio Público vía Wikimedia)

¿Qué significa el naranja?

El naranja suele asociarse con la fertilidad y la abundancia—Pomona, la diosa de la plenitud y abundancia, suele representarse con trajes anaranjados. 

En el arte occidental, el uso del naranja se volvió común después de 1809, cuando se produjo el primer pigmento naranja sintético—el cromo anaranjado. La tonalidad fue la favorita de los pintores prerafaelitas e impresionistas, quienes hicieron uso del color para capturar los efectos de la luz natural.

Por naturaleza, el naranja produce sentimientos de calidez, emoción y diversión. Artistas como Monet, Gauguin, Renoir y Toulouse-Lautrec usaron el color ampliamente. Monet incorporó el naranja a sus puestas de sol, mientras que Toulouse-Lautrec usó el color para simbolizar la energía frenética de los salones de baile parisinos. Dicho esto, puede que ningún otro artista le deba tanto al color naranja como Vincent van Gogh. Van Gogh mezclaba sus propias tonalidades de naranja y las usaba en contraste con los azules y púrpuras característicos de su trabajo.

Uso del naranja en el arte

“Grainstack” por Claude Monet, 1891. (Foto: Dominio Público vía Wikipedia)

Hoy en día, el color naranja sigue provocando reacciones fuertes. Diferentes tonalidades del color pueden evocar diferentes tipos de sentimientos. Un naranja calabaza recuerda a Halloween y a las hojas cambiantes del otoño, mientras que un naranja más amarillento emite una sensación veraniega y fresca. Emocionante y alegre, el naranja también puede ser abrumador cuando se usa incorrectamente. En última instancia, la clave del éxito en el uso del naranja es seleccionar el tono correcto dependiendo de la respuesta y el efecto deseado.

Siendo una tonalidad fuerte y brillante, el naranja se convirtió en el color obligado para los equipos de seguridad y uniformes después de que la Marina de los Estados Unidos lo usara en sus chalecos salvavidas en la Segunda Guerra Mundial. Hoy en día, los petos de prisión son de color mandarina brillante por una razón similar: Es un color muy vistoso y brillante, por lo que los prisioneros son fáciles de ver y recapturar si algún día intentaran escapar.

El naranja ha sido un color importante en el arte y en la sociedad durante siglos, pero ha demostrado ser un tono codiciado por diversas razones. Ya sea que se aplique a una pintura para provocar una sensación de alegría del espectador o que se utilice en ropa de seguridad para ayudar a proteger a los trabajadores públicos del tráfico que se aproxima, una cosa es clara: el naranja es un color llamativo con innumerables usos visuales.

Qué significa el color naranja

Foto: Fotos de archivo de GCapture/Shutterstock

Artículos relacionados:

La historia del color rojo: Desde pinturas antiguas hasta zapatos Louboutin

El color “negro más negro” del mundo es ahora aún más oscuro y ya puedes comprarlo

La historia del color azul: desde el Antiguo Egipto hasta los nuevos descubrimientos científicos

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO