Conoce la colorida obra del postimpresionista francés Émile Bernard

Pinturas de Emile Bernard

Tras el auge de las pinturas vaporosas del impresionismo, surgió un movimiento artístico más audaz y multifacético llamado postimpresionismo, que se centró en el uso de color y pinceladas pictóricas. A menudo se le asocia con el arte de Vincent van Gogh y Paul Gauguin, quienes ayudaron a desarrollar el estilo en las décadas de 1880 y 1990. Sin embargo, hay un pintor menos conocido que tuvo un impacto duradero sobre Gauguin y el estilo postimpresionista: Émile Bernard.

A los 18 años, este artista de origen francés ya había desarrollado una estética original y tenía ideas firmes sobre lo que debía ser la pintura de vanguardia. Cuando Bernard conoció a Toulouse-Lautrec, Gauguin y, más tarde, a Van Gogh, se unió a ellos en sus actividades creativas intercambiando cartas y obras de arte, y buscando espacios para exponer sus cuadros. Durante esta época, también ayudó a fundar el cloisonismo y el sintetismo, dos importantes subestilos del postimpresionismo. Sin embargo, a pesar de su estrecha relación con todas estas importantes figuras y movimientos, Bernard nunca alcanzó el mismo nivel de fama que sus compañeros, y desapareció de los reflectores cuando tenía 30 años.

Aquí echaremos un vistazo a la vida de Émile Bernard y exploraremos su colorida obra.

 

¿Quién fue Émile Bernard?

Autorretrato de Emile Bernard

Émile Bernard, “Autorretrato”, 1897 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Émile Bernard (1868-1941) fue un artista y escritor francés que contribuyó a desarrollar el postimpresionismo y dos de sus estilos (el cloisonismo y el sintetismo) a finales del siglo XIX. Originario de Lille, se trasladó a París en su adolescencia, donde asistió primero a la École des Arts Décoratifs de París y luego se incorporó al Atelier Cormon, el mismo estudio donde trabajaban Henri de Toulouse-Lautrec y Louis Anquetin.

A los 18 años, Bernard abandonó el estudio y París y se fue de viaje (algo que hizo con frecuencia entre periodos creativos). En el transcurso de los años siguientes, asistió a más escuelas de arte y entabló amistad con varios postimpresionistas prometedores. A pesar de su corta edad, Bernard fue uno de los artistas fundamentales que cultivó un objetivo estético claro antes de Gauguin y Van Gogh. A menudo se le describe como una gran influencia en el arte de Gauguin.

 

Amistad con otros artistas

 

Paul Gauguin

Autorretrato de Emile Bernard con retrato de Gauguin en el fondo

Émile Bernard, “Autorretrato con retrato de Gauguin”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Bernard conoció al artista francés Paul Gauguin (1848-1903) después de vivir en Pont-Aven en 1886. En aquel entonces Bernard tenía 18 años y Gauguin 38, pero el artista mayor escribió que le impresionaban las ideas tan originales de Bernard en torno a la pintura.

En el transcurso de los años siguientes, los dos amigos permanecieron en contacto. El deseo de Bernard de crear un arte basado en la sencillez, no en la individualidad, y accesible a todo el mundo resonó en Gauguin. Algunas de las características más distintivas de la pintura de Bernard se encuentran en la obra de Gauguin, como las áreas de color sólido e intenso y el énfasis en la línea.

 

Vincent van Gogh

Dibujo de Vincent van Gogh por Emile Bernard

Émile Bernard, “Dibujo de Vincent van Gogh”, 1892 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Un año después de su primer encuentro con Gauguin, Bernard conoció a Vincent van Gogh (1853-1890), quien era 11 años mayor que él. Asistieron a una escuela de arte privada llamada Académie Julian, donde Van Gogh se entusiasmó inmediatamente con el estilo de Bernard.

Dado que Bernard, Gauguin y Van Gogh se conocían y se interesaban por el arte del otro, establecieron una relación creativa, enviándose cartas y obras de arte durante largos periodos de tiempo. En un intercambio, Bernard envió su cuadro Mujeres bretonas en una pradera verde, y Van Gogh le devolvió una copia hecha con tonos terrosos.

Pintura de Émile Bernard y la versión copiada por Van Gogh

Arriba: Émile Bernard, “Mujeres bretonas en una pradera verde”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)
Abajo: Vincent van Gogh, copia de “Mujeres bretonas en una pradera verde” de Bernard titulada “Mujeres bretonas y niños”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Movimientos artísticos

 

Postimpresionismo

 Dos mujeres bretonas en una pradera de Emile Bernard

Émile Bernard, “Dos mujeres bretonas en una pradera”, 1886 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

El joven Bernard comenzó su trayectoria artística en los inicios del movimiento postimpresionista. Sin embargo, a diferencia de otros periodos artísticos con un estilo estandarizado, este movimiento incluía varios estilos diferentes. Las únicas características que tenían en común estos subestilos eran el énfasis en el color y su uso de pinceladas expresivas.

Asimismo, los primeros trabajos de Bernard abarcan una variedad de influencias y experimentos, incluyendo un puntillista. Esta técnica se basa en crear numerosos puntos de colores para dar forma a una obra cohesiva.

 

Cloisonismo

Pintura de Emile Bernard de cosechadores de trigo

Émile Bernard, “Cosechadores de trigo sarraceno”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

El cloisonismo es un estilo postimpresionista que se caracteriza por su uso de zonas planas de color y líneas oscuras. Su nombre deriva de la técnica decorativa cloisonné, que describe objetos de metal que contienen vidrios de colores dentro de marcos de alambre. Además del color y la línea, este estilo también empleaba una falta de perspectiva clásica—que daba a las obras un efecto de tapiz—y formas simplificadas.

Pintura de Emile Bernard de dos mujeres en un puente

Émile Bernard, “Dos mujeres en el puente de Asnières”, 1887 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Bernard y Gauguin, así como los artistas Anquetin y Serusier, fueron los primeros en desarrollar este estilo. Su influencia también puede verse en algunas obras de Van Gogh.

Pintura de Emile Bernard del interior de un cabaret

Émile Bernard, “Le Tabarin, o cabaret en París”, 1888-89 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Sintetismo

Dibujo de Emile Bernard de tres hombres en una exposición

Émile Bernard, “La Exposición Volpini (izquierda a derecha: dibujo de Émile Schuffenecker, Émile Bernard, Paul Gauguin)”, c.1889 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Después del cloisonismo, Bernard y Gauguin ayudaron a fundar otro estilo postimpresionista llamado sintetismo. Aunque sus ideales son bastante similares a los del cloisonismo, el sintetismo se distingue por su aspecto ligeramente más apagado. Presenta zonas de color sólido y formas simplificadas, pero carece de las mismas líneas gruesas y oscuras que caracterizan las obras del cloisonismo.

Pintura de Emile Bernard

Émile Bernard, “Mujeres bretonas en un muro”, 1892 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

El pintor Maurice Denis describió el sintetismo: “Es bueno recordar que un cuadro, antes de ser un caballo de batalla, una mujer desnuda o una anécdota, es esencialmente una superficie plana cubierta de colores ensamblados en un determinado orden”.

Bernard y Gauguin expusieron sus cuadros sintetistas en la Exposición Volpini de 1889, organizada por el Café des Arts de París. En aquella época, el arte postimpresionista aún no era respetado y la exposición fue despreciada por los críticos de arte.

Pintura de Emile Bernard

Émile Bernard, “Mujeres bretonas asistiendo a un indulto”, 1892 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Pintura de Emile Bernard

Émile Bernard, “Sin título”, c.1892 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Artículos relacionados:

Paul Cézanne: el pintor postimpresionista que transformó el arte moderno

Raoul Dufy: el genio del color que mostró la vida en Francia en el siglo XX

‘Tarde de domingo en la isla de la Grande Jatte’, la gran obra maestra puntillista de Seurat

Cómo el amor de Van Gogh por pintar girasoles floreció durante su corta vida

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO