Conoce el cloisonismo, el estilo postimpresionista inspirado en los vitrales y en el arte japonés

What is Cloisonnism?

El siglo XIX fue una época de importantes cambios en el mundo del arte. En la década de 1870, los impresionistas rechazaron las beaux-arts (“bellas artes”) en favor de la representación de momentos fugaces con especial énfasis en la luz. Este innovador movimiento acabó dando paso a su sucesor, el postimpresionismo, que se enfocó más en el color que en la iluminación. Uno de los estilos más significativos de este movimiento artístico es el cloisonismo.

Este estilo fue creado por Émile Bernard, Louis Anquetin y Paul Gauguin, y se caracteriza por sus líneas gruesas y sus zonas planas de color. Se inspiró en las estampas japonesas y en los vitrales, dos formatos que favorecían el arte simplificado. Por ello, el arte de este estilo intentaba captar la esencia de sus temas de forma clara y accesible.

Sigue leyendo para conocer más sobre el cloisonismo y los artistas que ayudaron a desarrollar el estilo.

 

¿Qué es el cloisonismo?

Painting by Paul Gauguin

Paul Gauguin, “El Cristo amarillo”, 1891 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

El cloisonismo es un estilo postimpresionista que se caracteriza por su uso de zonas planas de color y líneas oscuras. Fue desarrollado por dos artistas franceses, Émile Bernard y Louis Anquetin, que tomaron como modelo el estilo de las estampas japonesas (un objeto de colección muy popular entre los artistas de la época) y los vitrales. Paul Gauguin se unió más tarde y produjo algunos de los ejemplos más conocidos del cloisonismo, como El Cristo amarillo.

El crítico de arte Édouard Dujardin bautizó el estilo con el nombre de la técnica decorativa cloisonné, que consiste en objetos de metal que incluyen vidrios de colores dentro de sus marcos de alambre.

What is Cloisonnism

Izquierda: Hiroshige, “Jardín de ciruelos en Kameido,” Edo, impresión 30, 1857 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)
Derecha: San Pedro en la Santa Corona húngara, siglo XI (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Características del estilo

 

Zonas planas de color

Painting by Louis Anquetin

Louis Anquetin, “Avenue de Clichy, cinco de la tarde”, 1887 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

En lugar de mezclar los colores para crear una imagen realista, los pintores cloisonistas preferían separar sus colores en zonas planas. Esta estética se inspira en gran medida en las estampas japonesas, que suelen utilizar una paleta de colores limitada y poco o ningún modelado. Esta idea se considera precursora de otros estilos pictóricos modernistas.

En Avenue de Clichy, cinco de la tarde de Louis Anquetin, el artista colorea todo el fondo de un azul uniforme y distingue a las figuras con líneas de contorno oscuras.

 

Uso de líneas gruesas

Post-Impressionist Painting by Emile Bernard

Émile Bernard, “Cosechadores de trigo sarraceno”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Otra característica importante de la pintura cloisonista es su uso de líneas gruesas. Aunque no es tan prominente en las obras de Gauguin (que tienden a ser más sutiles en color y línea), Bernard y Anquetin utilizan contornos gruesos para definir sus formas y enfatizar su presencia en el lienzo. Esto no solo separa a los sujetos de los fondos, sino que también da la impresión de que estamos viendo una figura más plana y simplista.

 

Perspectiva distorsionada

Painting by Paul Gauguin

Paul Gauguin, “La visión tras el sermón”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Muchas obras cloisonistas también presentan perspectivas distorsionadas. En lugar de crear una composición realista con un primer plano y un fondo bien definidos (por ejemplo), Gauguin y Bernard disponían sus figuras de una manera que se asemeja al aspecto aplanado de los tapices.

 

Artistas importantes

Émile Bernard

Portrait of Emile Bernard

Émile Bernard, “Autorretrato con retrato de Gauguin”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

El artista francés Émile Bernard (1868-1941) fue un destacado pintor postimpresionista, conocido sobre todo por su obra de las décadas de 1880 y 1890. A pesar de su corta edad en aquella época, tenía ideas claras y originales hacia la pintura, describiendo su deseo de hacer un arte fundado en la sencillez, no en la individualidad, y accesible a todo el mundo.

Bernard fue amigo de muchos otros postimpresionistas, como Vincent van Gogh, Henri de Toulouse-Lautrec, Paul Gauguin y Louis Anquetin. Se le atribuye la creación del estilo cloisonista, que posteriormente desarrollaron Anquetin y Gauguin.

Post-Impressionist Painting by Emile Bernard

Émile Bernard, “Dos mujeres en el puente de Asnières”, 1887 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Paul Gauguin 

Paul Gauguin Self Portrait

Paul Gauguin, “Retrato del artista con el Cristo amarillo”, 1891 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Como una de las figuras más importantes del arte moderno, Paul Gauguin (1848 – 1903) fue esencial en el desarrollo del movimiento postimpresionista. Su deseo de crear un tipo de arte puro que captara la esencia de sus temas le inspiró a unirse a Bernard y Anquetin y adoptar el estilo cloisonista.

Durante esta época realizó El Cristo amarillo, que representa a Jesús en la cruz con tres mujeres bretonas sentadas a su alrededor. La paleta de colores y las formas simplificadas lo convierten en un ejemplo clave del estilo. Más tarde, él y Bernard formarían el sintetismo, sucesor del cloisonismo.

Post Impressionist Painting by Paul Gauguin

Paul Gauguin, “Café de noche en Arlés”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Louis Anquetin 

Self-Portrait Painting by Louis Anquetin

Louis Anquetin, “Autorretrato con una pipa”, 1892 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

Aunque es menos conocido que sus colegas, Louis Anquetin (1861-1932) fue un miembro importante del movimiento artístico postimpresionista. Su obra Avenue de Clichy, cinco de la tarde se considera un modelo de los valores del estilo cloisonista, con sus zonas planas de color y líneas de contorno oscuras. De hecho, se cree que esa misma obra fue la inspiración detrás de Terraza de café por la noche de Van Gogh.

Painting by Louis Anquetin

Louis Anquetin, “Una elegante mujer en el Élysée Montmartre”, 1888 (Foto: Wikimedia Commons, dominio público)

 

Artículos relacionados:

Paul Cézanne: el pintor postimpresionista que transformó el arte moderno

‘La noche estrellada’: La historia y el legado de la obra maestra de Van Gogh

13 Movimientos artísticos revolucionarios que definieron la historia de las artes visuales

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, actualmente está realizando un Máster en Gestión Cultural en la Universidad Carlos III de Madrid. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO