8 Datos interesantes sobre Frida Kahlo que seguro te sorprenderán

Friday Kahlo photo portrait

Kahlo fotografiada por su padre, Guillermo Kahlo, en 1926. (Foto: Wikimedia Commons [dominio público])
Este artículo puede contener links de afiliados. Si realizas una compra, My Modern Met puede obtener una comisión. Por favor lee nuestra divulgación de afiliados para mayor información.

La historia de vida de Frida Kahlo, una de las pintoras más famosas del siglo XX, se ha vuelto casi tan popular como su arte. La biografía de Kahlo ha inspirado innumerables libros e incluso una película ganadora de Óscar. Su distintivo estilo y su matrimonio con Diego Rivera, un hombre 21 años mayor que ella, simplemente han enriquecido la intriga que rodea su arte.

Las pinturas de Kahlo son profundamente personales, repletas de un simbolismo que narra la historia de su vida. Pero incluso con su inmensa popularidad, puede que haya algunas cosas sorprendentes que no sepas de esta célebre artista. Conoce un poco más sobre la mujer detrás de estas obras con estos datos de Frida Kahlo que tal vez no conozcas.

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo) on

Le encantaban los autorretratos.

55 de sus 143 pinturas son autorretratos, lo que tal vez sea comprensible si consideramos el tiempo que pasó sola mientras se recuperaba de diversos problemas de salud. Su trabajo introspectivo es aún más impactante por el uso del autorretrato para expresar sus luchas internas y su sufrimiento psíquico y mental.

Mentía sobre su edad, pero por una buena razón.

A los 6 años, Frida contrajo polio. Esto no solo causó que su pierna derecha fuera más corta y delgada que la izquierda—algo que las faldas largas ayudaban a ocultar—sino que la mantuvo fuera de la escuela por bastante tiempo. Después de unirse a la Escuela Preparatoria Nacional en 1922, se sumergió de lleno en el indigenismo, un nuevo movimiento enfocado en el orgullo cultural mexicano. Así, para mostrar su compromiso con la cultura mexicana y disfrazar el hecho de que era mayor, quitó tres años de su edad. Durante el resto de su vida, declaró que había nacido el 7 de julio de 1910—el año en que comenzó la Revolución mexicana.

 

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo) on

Quería ser doctora.

Cuando era niña, Kahlo soñaba con ser doctora, y el arte era un pasatiempo secundario alimentado por su padre, quien era fotógrafo. Ese sueño terminó a los 18 años, cuando Kahlo y su novio de aquél entonces sufrieron un terrible accidente. El autobús de madera en el que viajaban chocó con un tranvía, lo que provocó que un pasamanos de hierro empalara a Kahlo a través de la pelvis. Las heridas casi fatales mantuvieron a Kahlo hospitalizada durante meses. Fue durante este tiempo que el padre de Kahlo creó un caballete especial que le permitía pintar desde la cama.

El accidente haría que Kahlo viviera el resto de su vida con dolor crónico y frecuentemente necesitaría cirugías para arreglar sus lesiones de columna.

 

Frida Kahlo Vogue

Kahlo junto a una planta de agave para una sesión de fotos de Vogue, 1937. Foto: Toni Frissel vía la Biblioteca del Congreso

Apareció en Vogue.

Hay un rumor en Internet de que Kahlo apareció en una portada de Vogue París en 1939, pero en realidad, su primera aparición en la revista fue en 1937. En el número de octubre de 1937 de Vogue estadounidense, Kahlo apareció en un artículo titulado Señoras de México. Toni Frissel la fotografió junto a una planta de agave y solo apareció en la revista, no en la portada. La portada de Vogue de 1939 es simplemente una composición falsa que utiliza un retrato icónico de Kahlo tomado por el fotógrafo Nickolas Muray, con quien Kahlo tuvo un largo amorío. En realidad, la artista no llegaría a la portada de Vogue hasta mucho después de su muerte. En el número de noviembre de 2012 de Vogue México se utilizó la fotografía de Muray, convirtiéndola en una chica de portada casi 60 años después de su muerte.

La metieron a la cárcel por asesinato.

Kahlo y su esposo Diego Rivera fueron miembros del Partido Comunista Mexicano durante mucho tiempo, y en 1937 solicitaron al gobierno mexicano que concediera asilo al ex líder soviético León Trotsky. Trotsky y su esposa vivieron en la residencia de la pareja, la Casa Azul, durante varios años y Trotsky incluso tuvo un breve romance con Kahlo. Se pensaba que el amorío era una venganza de Kahlo por la aventura de Rivera con su hermana menor, Cristina.

Después de una pelea política con Rivera, Trotsky se mudó de la Casa Azul. En 1940 fue asesinado, y Kahlo, junto con su hermana, fue encarcelada brevemente como sospechosa. Aunque ella conocía al hombre que cometió el asesinato, fue finalmente absuelta y liberada después de dos días.

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo) on

Llegó a su primera exhibición individual en ambulancia.

La salud de Kahlo continuó empeorando y pasó los últimos años de su vida entrando y saliendo del hospital. Pasaba la mayor parte de su tiempo en la Casa Azul y usaba una silla de ruedas y muletas para moverse. Aún así, el amor de otros por su trabajo continuó creciendo y ella siguió pintando.

En abril de 1953, se inauguró su primera exposición individual en México en la Galería Arte Contemporáneo. En ese momento, Kahlo estaba en reposo en cama por orden del médico y nadie esperaba que asistiera. Sin embargo, se aseguró de estar allí, llegando en ambulancia y ordenando que su cama fuera trasladada a la galería. Fue llevada en una camilla a la cama, donde pudo disfrutar de la inauguración. Solo unos meses después, su pierna derecha fue amputada a la altura de la rodilla debido a la gangrena y poco más de un año después de la inauguración, fue encontrada muerta a la edad de 47 años.

Su arte sigue rompiendo récords.

En 1939, cuando el Louvre adquirió su cuadro El marco, Kahlo se convirtió en la primera artista mexicana del siglo XX en tener su obra en una importante colección internacional. Este autorretrato pintado en 1938 ahora se exhibe en el Centro Pompidou de París como parte del Museo Nacional de Arte Moderno.

Pero ese no es el único récord que Frida rompió. Mientras que su primera pintura en una subasta, Árbol de la esperanza, mantente firme (1944) solo recaudó 19,000 dólares cuando se vendió en Sotheby's en 1977, el mercado para su trabajo continuó creciendo. En 1984 su obra fue declarada parte del patrimonio cultural nacional de México, por lo que es raro encontrar sus pinturas en subastas internacionales. Aún así, en 1990 su obra fue la primera de una artista latinoamericana en venderse en una subasta por más de un millón de dólares, cuando Diego y yo fue adquirida por 1,4 millones de dólares. Su trabajo continúa ganando valor: Dos desnudos en el bosque se vendió por 8 millones de dólares en 2016.

Estos logros son aún más sorprendentes cuando uno recuerda que durante su vida, la gente se refería a ella como “la esposa de Diego Rivera” en lugar de como una artista por derecho propio.

A post shared by Frida Kahlo (@fridakahlo) on

Es un ícono feminista, chicano y LGBT.

Kahlo empezó a volverse parte de la cultura popular durante los años 70, cuando los académicos empezaron a cuestionar la exclusión de las artistas femeninas no occidentales de los libros de historia. Su apertura con su sexualidad—era bisexual—y su forma de vestir poco arraigada en estereotipos de género la han convertido en una figura icónica de la comunidad LGBT. Su feroz orgullo por sus raíces mexicanas y su promoción alejada de las raíces coloniales de México también la han convertido en una fuente de orgullo para los chicanos. El término “Fridamanía” se ha utilizado para describir el fenómeno, y el romanticismo del siglo XXI que rodea la vida de Kahlo casi eclipsa su verdadera historia.

“La Frida del siglo XXI es a la vez una estrella—una propiedad comercial completa con clubes de fans y mercadotecnia—y una encarnación de las esperanzas y aspiraciones de un grupo casi religioso de seguidores”, afirma la historiadora de arte Oriana Baddeley en su ensayo para el catálogo de Frida Kahlo del Tate Modern. “Esta salvaje e híbrida Frida, una mezcla de la trágica bohemia, la Virgen de Guadalupe, la heroína revolucionaria y Salma Hayek, se ha apoderado tanto de la imaginación del público que tiende a oscurecer a la históricamente recuperable Kahlo”.

 

Artículos relacionados:

Raras y entrañables fotos de Frida Kahlo en los últimos años de su vida

Explora la Casa Azul de Frida Kahlo en este fascinante recorrido virtual

Video animado de TED-Ed relata la fascinante vida y obra de Frida Kahlo

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO