8 Artistas mundialmente famosos que también pintaron con pasteles

pintores famosos pasteles arte con pastel

Este post puede contener links de afiliados. Si realizas una compra, My Modern Met puede obtener una comisión. Por favor lee nuestra divulgación de afiliados para mayor información.

Cuando piensas en grandes artistas como Pierre-Auguste Renoir y Pablo Picasso, seguramente lo primero que viene a tu mente son sus pinturas en lienzos. Sin embargo, casi todos los grandes maestros de la historia del arte incursionaron en más que solo pinturas acrílicas y al óleo. De hecho, muchos tenían una inclinación por los pasteles.

Ya sea que fuese utilizado para hacer bocetos preliminares o para crear obras maestras, el pastel ha jugado un papel importante en el trabajo de muchos pintores. Aquí, echamos un vistazo a las formas en las que algunos de los artistas más famosos del mundo emplearon este medio a lo largo de la historia del arte, y cómo ayudaron a dar forma a esta práctica tal y como la conocemos hoy.

Algunos de los pintores más prolíficos en la historia del arte también trabajaron con pasteles. Continúa hacia abajo para descubrir esta faceta de su obra.

 

Eugène Delacroix

Delacroix Pasteles Delacroix Pastel

Eugène Delacroix, “Sketch for The Death of Sardanapalus,” (ca. 1827) (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

El artista romántico Eugène Delacroix es reconocido por sus gigantescas y dramáticas pinturas. Sin embargo, antes de aplicar pintura en sus lienzos, solía crear dibujos con pastel para delinear sus composiciones, probar tonos diferentes, y pulir sus figuras.

Los estudios—como su boceto para La muerte de Sardanápalo, uno de sus trabajos más conocidos—ayudaron a Delacroix en su arte. Sin embargo, el artista señaló que transformar un simple dibujo en una pintura llena de detalles era todo un desafío.

“La idea original, el boceto, que es, por así decirlo, el huevo o el embrión de la idea, por lo general está lejos de ser completa; contiene todo, que es simplemente una mezcla de todas las partes. Lo que hace de este boceto la expresión esencial de la idea no es la supresión de los detalles, sino su completa subordinación a las grandes líneas, que son, antes de todo, [la idea para] crear la impresión. La mayor dificultad, por lo tanto, es volver a la imagen para borrar los detalles que, a pesar de todo, conforman la composición, la telaraña y la trama de la imagen “. (Artists on Art: From the 14th to the 20th Centuries)

 

Jean-François Millet

Millet Pastel

Jean-Francois Millet, “Dandelions,” ca. 1867-1868 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

Como una figura clave del movimiento realista, Jean-François Millet prefirió retratar a personas de la clase trabajadora en su obra. Después de todo, el artista señaló que: “Los sujetos campesinos se adaptan mejor a mi naturaleza, porque debo confesar. . . Que el lado humano es lo que más me conmueve en el arte”.

Al igual que Delacroix, Millet solía emplear pasteles para bocetar las ideas para sus “pinturas campesinas”. Sin embargo, el pintor usaba este recurso para crear delicados dibujos sobre la naturaleza, incluyendo paisajes iluminados por el sol, tranquilas escenas marinas, y encantadores estudios sobre flora, como su fantasioso Dandelions.

“Millet sobresalió en la técnica del pastel,” explica el Museo de Bellas Artes de Boston, “y su habilidad como dibujante y colorista se hace evidente aquí en la rica variedad de verdes que enmarcan las flores y en la delicadeza de los dientes de león, que aparecen en todas las fases, desde la flor hasta la semilla”.

 

Pierre-Auguste Renoir

Renoir Pastel

Pierre-Auguste Renoir, “Boating Couple,” ca. 1881 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

El impresionista Pierre-Auguste Renoir disfrutaba trabajar con pasteles—y por una buena razón. En sus pinturas al óleo, Renoir aplicaba un toque suave que resultaba en trazos nebulosos y colores mezclados, lo convirtiendo a esta técnica en la combinación ideal para este artista francés.

Renoir exploró esta técnica por primera vez a mediados de la década de 1870. Si bien el artista exponía sus trabajos con pastel habitualmente (junto a seis pinturas, incluyó una en pastel para la primera Exhibición Impresionista en 1874), solía reservar esta técnica para retratos personales de sus amigos y familia, ya que le permitía crear dibujos auténticos de sus seres queridos.

“Si utilizaba ese medio con frecuencia para representar a sus queridos, era porque el pastel –que combina el color con la línea– le daba la posibilidad de trabajar rápidamente para capturar en toda su intensidad el rápido destello de inteligencia y las fugaces demostración de emoción”, explica François Daulte, un crítico de arte suizo.

 

Edgar Degas

Degas Pastel

Edgar Degas, “The Star,” ca. 1876-1878 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

Con una obra que incluye más de 700 dibujos con pasteles, el impresionista Edgar Degas es uno de los artistas más prolíficos de esta técnica. Si bien su en un principio recurrió a esta técnica debido a la necesidad económica (siempre hubo un mercado para sus dibujos pequeños), eventualmente llegó a preferir los pasteles por las capacidades experimentales de sus colores.

“Consciente de que algunos colorantes en los pasteles se decoloran cuando se exponen a la luz, Degas puso sus pasteles al sol para que los colorantes fugitivos se desvanecieran antes de ser usados”, señala la Colección Phillips.  “A menudo usaba el pastel humedecido con agua y mezclado con un adhesivo como la caseína, creando una especie de pasta pastel que daba la apariencia de pintura aplicada con un pincel. Incluso humedeció selectivamente pasajes de pastel con vapor o un chorro de agua hirviendo y luego extendió el pastel disuelto con un pincel hasta convertirlo en una capa de color transparente o pasta de pastel”.

Estos experimentos de color dieron como resultado paletas singulares que se hacen presentes en sus piezas con pastel más conocidas, incluyendo sus retratos voyeuristas de bañistas y escenas de bailarinas de ballet en el escenario.

 

Mary Cassatt

Mary Cassatt Pastel

Mary Cassatt, “At the Window,” 1889 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

Tal como Degas, la impresionista Mary Cassatt llevó el dibujo pasteles al límite. De hecho, los dibujos experimentales de Degas fueron lo primero que atrajo a Cassatt a probar esta técnica. “Solía ​​ir y aplastar mi nariz contra esa ventana y absorber todo lo que podía del arte de Degas. Cambió mi vida. Fue entonces vi el arte como quería verlo”, aseguró Cassat.

Aunque inicialmente se inspiró en en Degas, Cassatt finalmente desarrolló un estilo distintivo y completamente suyo. Con madres e hijos como su tema más recurrente, Cassatt creaba retratos que paradójicamente exploraban momentos tranquilos a través de paletas vívidas y trazos energéticos, cualidades inherentes de la técnica del pastel.

“Para Cassatt, el atractivo modernista de esta técnica recaía en varios factores estéticos estrechamente relacionados con sus propiedades materiales.”, señala el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. “Entre estas propiedades se encontraban la velocidad de ejecución, una amplia gama de colores confeccionados y una adaptabilidad fácil para el dibujante y el amplio manejo pictórico”.

 

Henri de Toulouse-Lautrec

Toulouse-Lautrec Pastel

Henri de Toulouse-Lautrec, “The Salon in the Rue des Moulins,” 1894 (Foto: Wiki Art Dominio público)

El postimpresionista Henri de Toulouse-Lautrec fue otro artista influenciado por el trabajo con pasteles de Degas. Concretamente, se inspiró en su enfoque de retratar a las mujeres: “sin ornamentos” y desde una perspectiva que parece que el artista estuviese “viendo por el ojo de la cerradura”.

Esta influencia es particularmente evidente en sus escenas de burdeles. Muy lejos de sus pulidos carteles que celebran la agitada vida nocturna de París, estos íntimos dibujos ofrecen a los espectadores una visión cruda de las personas más vulnerables de la ciudad de las luces. En algunos dibujos, se muestra a las mujeres haciendo fila para revisiones de salud muy públicas; en otros, se muestran descansando alrededor de espacios comunales dentro de los burdeles.

En todo caso, Toulouse-Lautrec buscaba capturar la autenticidad de la vida a puerta cerrada. “Yo no opino,” aseguró. “Yo documento”.

 

Pablo Picasso 

Picasso Pastel

Pablo Picasso, “Cabeza de mujer”, 1921 (Foto: Wikimedia Commons Dominio público)

El maestro modernista Pablo Picasso tuvo muchas facetas artísticas. Aunque es mejor conocido por sus pinturas estilísticas, esculturas de vanguardia e incluso sus trabajos de collage, también incursionó en pastel al óleo con una calidad profesional, algo que él mismo ayudó a implementar.

Si bien los pasteles al óleo habían estado en el mercado desde 1925, eran típicamente de baja calidad y estaban destinados a artistas y estudiantes más jóvenes. En 1949, Picasso, que buscaba una versión de alta calidad que pudiera usarse en una variedad de superficies, se acercó a su amigo y colega pintor Henri Goetz con una solicitud: pedirle al fabricante de materiales de arte Henri Sennelier que creara un pastel al óleo mejorado.

La boutique Sommelier creó y comenzó a vender sus famosos pasteles poco después de este encuentro, y el resto es historia.

 

Artículos relacionados:

8 lugares retratados en pinturas famosas que puedes visitar en tu próximo viaje

¿Quieres aprender a pintar con pasteles? Aquí te decimos cómo

8 personas reales que protagonizaron las pinturas más famosas de la historia

Regina Sienra

Regina Sienra es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Periodista y traductora originaria de la Ciudad de México. Es egresada de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde cursó la licenciatura en Ciencias de la Comunicación con especialidad en Periodismo. Su pasión por escribir sobre las artes visuales, la música, el cine, la literatura y el teatro ha dado vida a una carrera de casi 10 años en diversos medios culturales de México, Estados Unidos y Canadá.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO