5 Datos sobre Marcel Duchamp, el artista pionero que dio forma al dadaísmo

Retrato de Marcel Duchamp tomado por Man Ray

Man Ray, “Retrato de Marcel Duchamp,” impresión de plata sobre gelatina, 1920-21. Foto: Yale University Art Gallery, (dominio público {PD-US})

Seguro conoces el nombre de figuras como Pablo Picasso y Andy Warhol, pero hay otra persona que influyó enormemente en el curso del arte del siglo XX. El artista franco-estadounidense Marcel Duchamp fue una figura pionera del movimiento vanguardista “antiarte” conocido como dadaísmo. Su inusual enfoque hacia el arte intentaba cuestionar la noción misma de por qué existe y por qué la gente lo aprecia.

Aunque muchos asocian a Duchamp con sus obras subversivas, como el urinario al revés titulado La fuente y el grabado de la Mona Lisa garabateado con un bigote, en realidad hay mucho más que saber sobre esta enigmática figura. Aquí exploraremos cinco datos poco conocidos sobre Duchamp para tener una mejor idea de quién fue realmente esta persona.

Conoce todo sobre la figura más famosa del dadaísmo con estos cinco datos de Marcel Duchamp.

 

Nació en una familia creativa.

Retrato de Marcel Duchamp

Marcel Duchamp, “Retrato quintuple de Marcel Duchamp,” 21 de junio de 1917. Foto: National Portrait Gallery (dominio público, {PD-US})

Marcel Duchamp nació en 1887 en Normandía, Francia, en el seno de una familia culta. Durante su infancia, él y sus hermanos realizaron diversas actividades, como la pintura, el ajedrez y la música. Sus dos hermanos mayores y su hermana menor también se convirtieron en artistas. De hecho, Suzanne Duchamp-Crotti, su hermana, fue una de las pocas mujeres que participaron en el movimiento Dadá.

 

Rechazaba el “arte retinal”.

Desnudo bajando una escalera por Marcel Duchamp

Marcel Duchamp, “Desnudo bajando una escalera, n.º 2”, óleo sobre lienzo, 1912. Foto: Philadelphia Museum of Art (dominio público, {PD-US})

Aunque las primeras incursiones exitosas de Duchamp en el mundo del arte fueron en la pintura, no permaneció allí mucho tiempo. Después de que su obra Desnudo bajando una escalera, n.º 2 fuera criticada por ser demasiado futurista para una exposición cubista, se desilusionó con los grupos de estilo.

El segundo punto de inflexión de Duchamp se produjo tras leer el tratado filosófico de Max Stirner, El único y su propiedad. Este texto influyó enormemente en la forma en que el francés se acercó al arte. A partir de entonces, rechazó las pinturas visualmente agradables en favor del arte conceptual que desafiara la mente.

 

A veces trabajaba bajo un pseudónimo.

Escultura de la fuente por Marcel Duchamp

Marcel Duchamp, “La fuente”, 1917. Fotografía de Alfred Stieglitz. Foto: Wikimedia Commons (dominio público, {PD-US})

Como amante de los juegos de palabras, Duchamp tenía varios pseudónimos conocidos. La fuente, por ejemplo, estaba firmada como R. MUTT. El artista explica el motivo:

“Mutt viene de Mott Works, el nombre de un gran fabricante de equipo sanitario. Pero Mott era demasiado parecido, así que lo cambié por Mutt, por la tira cómica diaria ‘Mutt and Jeff' que aparecía en la época, y con la que todo el mundo estaba familiarizado. Así, desde el principio, hubo una interacción entre Mutt: un hombre gordo y gracioso, y Jeff: un hombre alto y delgado… Quería un nombre cualquiera. Y añadí Richard [argot francés para las bolsas de dinero]. No es un mal nombre para una pissotière. ¿Lo entiendes? Lo contrario de la pobreza. Pero ni siquiera eso, solo R. MUTT”.

También tenía un seudónimo femenino llamado Rrose Sélavy (a veces escrito como Rose Sélavy) que suena como la frase francesa “Eros, ce'st la vie” (que significa “Eros, así es la vida”), así como “arroser la vie” (que significa “brindar por la vida”). Se disfrazó de Sélavy para varias fotos en los años 20 y realizó diferentes obras de arte con ese nombre, entre ellas una escultura y un ensamblaje.

 

Duchamp dejo las artes por el ajedrez.

L.H.O.O.Q por Marcel Duchamp

Marcel Duchamp, “L.H.O.O.Q.,” 1919. Foto: Wikimedia Commons (dominio público, {PD-US})

A los 31 años, el artista abandonó abruptamente el mundo del arte para dedicarse al ajedrez, que sería su principal pasión durante el resto de su vida. En 1925 obtuvo el título de maestro de ajedrez (el nivel inferior al de gran maestro), y de 1928 a 1933 participó en las Olimpiadas de Ajedrez.

Con el tiempo, Duchamp se apartó del ajedrez competitivo y se convirtió en periodista de ajedrez. En 1952, dijo: “Sigo siendo una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte, y mucho más. No puede ser comercializado. El ajedrez es mucho más puro que el arte en su posición social”.

 

Duchamp trabajó en secreto en su última obra de arte durante casi 25 años.

Aunque muchos creían que Duchamp había abandonado el arte décadas atrás, eventualmente salió a la luz que había estado trabajando en una obra de arte secreta en su apartamento desde 1946 hasta 1966. Titulado Étant donnés: 1. La chute d'eau, 2. Le gaz d'éclairage y conocido como La cascada, este montaje de medios mixtos está compuesto por una puerta de madera, ladrillos, terciopelo, madera, cuero estirado sobre una armadura de metal, ramitas, aluminio, hierro, vidrio, plexiglás, linóleo, algodón, luces eléctricas, lámpara de gas (tipo Bec Auer), motor, etc. El cuadro solo es visible a través de un par de mirillas en una puerta de madera. Representa a una mujer desnuda tumbada en un paisaje de hierba, con el rostro oculto y una mano sujetando una lámpara de gas.

Duchamp pidió que la obra no fuera vista por el público hasta después de su muerte. Incluso dejó una carpeta con instrucciones ilustradas sobre cómo montar y desmontar la pieza.

Hoy en día, la gente puede ver la pieza de una en una en el Museo de Arte de Philadelphia.

Artículos relacionados:

Explorando los misterios del arte vanguardista

¿Qué es el Dadá? Descubre el dadaísmo, el movimiento artístico que causó revuelo en el siglo XX

28 Artistas famosos que se han inmortalizado a través del autorretrato

13 Movimientos artísticos revolucionarios que definieron la historia de las artes visuales

Sofía Vargas

Sofía Vargas es redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. A lo largo de su carrera ha trabajado para varias instituciones culturales y ferias de arte en México. Además de escribir, Sofía es una apasionada de la cocina y dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.
HAZTE MIEMBRO DE
MY MODERN MET
Como miembro, te unirás a nuestro esfuerzo por apoyar las artes.
HAZTE MIEMBRO
Descubre los beneficios

CONTENIDO PATROCINADO