Romanticismo: un movimiento artístico emocional que se centró en lo sublime

Romantic Movement

Caspar David Friedrich, ‘El caminante sobre el mar de nubes', ca. 1818 (Foto: Wikimedia Commons dominio público)

A lo largo de la historia, muchos movimientos artísticos surgieron como respuesta a las tendencias del arte en ese entonces. La pintura prerrafaelita, por ejemplo, nació de un desagrado por el Renacimiento, mientras que los artistas rococó se basaron en la opulencia del Barroco. Aunque se ha repetido una y otra vez, este fenómeno alcanzó un punto máximo con la llegada del Romanticismo, un movimiento que rechazó la formalidad del Neoclasicismo y, en cambio, buscó exaltar las emociones.

Hoy en día, el género romántico suele asociarse con pinturas a gran escala. Sin embargo, este movimiento tuvo una influencia en varias disciplinas y ramas de estudio, culminando en un legado que va mucho más allá de las artes visuales.

 

¿Qué fue el Romanticismo?

Liberty Leading the People by Eugene Delacroix

Eugène Delacroix, “La Libertad guiando al pueblo”, 1830 (Foto: Wikimedia Commons dominio público)

El Romanticismo fue un movimiento cultural que surgió alrededor de 1780. Hasta su aparición, el Neoclasicismo dominó el arte europeo del siglo XVIII, caracterizado por un enfoque en temas clásicos, un interés en la austeridad estética y con ideas en línea con la Ilustración, un movimiento intelectual, filosófico y literario que ponía énfasis en el individuo.

Mientras que las figuras románticas estaban de acuerdo con el interés de la Ilustración en el individualismo, su enfoque divergía del de los neoclásicos. En lugar de mirar hacia atrás a los modelos clásicos, artistas como Joseph Mallord William Turner, Eugène Delacroix, Theodore Gericault, Francisco de Goya y Caspar David Friedrich hallaron inspiración en su propia imaginación. Este enfoque introspectivo se prestaba a una forma de arte que exploraba predominantemente el lado espiritual de la humanidad, lo sublime de la naturaleza y, sobre todo, los frutos de la libertad personal.

“Si por ‘Romanticismo' se entiende la libre manifestación de mis impulsos personales, distanciándome de las reglas establecidas en las escuelas, y mi desagrado por las recetas de la academia”, remarcó Delacroix alguna vez, “debo confesar que no sólo soy un romántico, sino que lo he sido desde los 15 años”.

 

Pinturas románticas

What is Romanticism

Joseph Mallord William Turner, “Camiones de costa de Northumberland”, c. 1834 (Foto: Wikimedia Commons dominio público)

En general, los artistas románticos trabajaban en un solo medio: la pintura. Específicamente, en los primeros años del movimiento, estas figuras se centraron predominantemente en la pintura de paisajes. El género del paisaje romántico fue principalmente promovido por JMW Turner, un pintor de óleo, acuarelista y grabador británico. Al principio de su carrera, Turner se asoció con el movimiento neoclásico, pero un viaje a la campiña suiza despertó un interés artístico por la naturaleza, que se materializó en un enfoque imaginativo y poco tradicional hacia la pintura.

“Un maestro de la pintura histórica, marina y de paisaje, [Turner] desafió el estilo de los antiguos maestros, siendo pionero en la técnica y la temática”, explica el Tate Britain. “Turner a menudo sorprendía a sus contemporáneos con sus pinceladas sueltas y su vibrante paleta de colores mientras retrataba el desarrollo del mundo moderno como ningún otro artista de la época”.

El estilo de Turner, impulsado por la emoción, marcó la pauta para otros artistas, incluyendo a Caspar David Friedrich, cuyas poderosas pinturas exploran la relación entre los seres humanos y su entorno sublime. Sin embargo, el trabajo de Turner también inspiró a los románticos que no se especializaban en paisajes, como los artistas franceses Eugène Delacroix y Theodore Gericault. Al igual que Turner, estas figuras emplearon pinceladas expresivas para realzar el dramatismo de sus pinturas llenas de acción, como La Libertad guiando al pueblo y La balsa de Medusa, respectivamente.

 

Otras disciplinas

Romantic Art

Foto: Fotos de stock de Martin Sun/Shutterstock

Mientras que la mayoría de los artistas románticos se dedicaron a la pintura, algunos también se interesaron por la escultura. Entre los más conocidos se encuentra François Rude, un escultor francés que realizó Le Marseillaise, un grupo de relieves en el Arco del Triunfo de París. Sin embargo, además de la pintura, el Romanticismo fue particularmente exitoso más allá de las artes visuales.

Algunos de los compositores más conocidos de los siglos XVIII y XIX trabajaron en el estilo romántico. Estos incluyen a Ludwig van Beethoven, quien también trabajó en el periodo clásico anterior, así como Pyotr Ilyich Tchaikovsky, Franz Liszt y Richard Wagner. Del mismo modo, los intereses románticos florecieron en el campo de la literatura, con poetas ingleses como William Blake, William Wordsworth y Samuel Taylor Coleridge liderando el camino.

El Romanticismo influyó en disciplinas más académicas, incluyendo la educación y las ciencias sociales y naturales. En todo caso, el Romanticismo desafió las principales ideas intelectuales de la época, dando como resultado un periodo como ningún otro. “Hubo algo pionero—casi revolucionario—en el Romanticismo”, dice el National Trust. “Implicaba romper con el pasado y alejarse conscientemente de las ideas y tradiciones de la Ilustración. Al hacerlo, el Romanticismo cambió fundamentalmente las actitudes prevalecientes hacia la naturaleza, la emoción, la razón e incluso el individuo”.

 

El legado del Romanticismo

Salle Mollien

A mediados del siglo XIX, el ciclo de la historia del arte continuó, y los artistas comenzaron a reaccionar contra las ideas asociadas con el Romanticismo. Este cambio de intereses culminó con el surgimiento del realismo, un movimiento francés que introdujo la idea de que la clase trabajadora, los escenarios contemporáneos y las escenas cotidianas también eran temas dignos de ser inmortalizados en el arte.

Aunque, en su apogeo, el periodo romántico no duró más de 50 años, este movimiento sigue siendo una pieza clave de la historia del arte. Hoy en día, las pinturas románticas de Delacroix y Gericault se encuentran entre las obras maestras más preciadas del Louvre; Goya suele ser considerado el último de los grandes maestros y el primero de los modernos, lo que lo convierte en uno de los artistas más importantes de España; y, quizás lo más importante, el amor de los románticos por la naturaleza ayudó a inspirar el ambientalismo contemporáneo. Después de todo, como Friedrich escribió en 1803: “Toda la naturaleza respira, paz, alegría, inocencia y vida”.

 

Artículos relacionados:

26 Términos de historia del arte para describir una obra de arte a la perfección

Estos sitios albergan 15+ de las obras de arte más famosas del mundo

7 Apasionadas obras de arte inspiradas en la revolución

Sofía Vargas

Sofía Vargas es colaboradora y redactora en español para My Modern Met. Originaria de la Ciudad de México, es licenciada en Lenguas Modernas y Gestión Cultural por la Universidad Anáhuac. Ha trabajado para varias instituciones culturales en México, incluyendo la feria de arte Zona Maco. Cuando no está escribiendo, Sofía dedica su tiempo a desarrollar otras habilidades artísticas, como la cerámica y la ilustración.

¿Quieres convertirte en benefactor de My Modern Met en Español?

Tu contribución puede ayudarnos en nuestra misión de promover las artes.

CONTENIDO PATROCINADO